La Escuela de Policía reabre el 29 con prácticas y exámenes

M.E
-

Los alumnos, unos 3.500 entre las Escalas Básica y Ejecutiva, se distribuirán por turnos a lo largo de cinco semanas. Tendrán que pasar el test de la COVID-19 en su lugar de origen y habrá reducción de aforo

La Escuela de Policía reabre el 29 con prácticas y exámenes - Foto: David Castro

La Escuela Nacional de Policía de Ávila quiere volver a la actividad presencial este mismo mes para poder cerrar el curso. Aunque durante este periodo de estado de alarma el centro no ha estado cerrado y las clases siguieron celebrándose a través de las plataformas on line para mantener la formación pese a la ‘estampida’ de los alumnos por la crisis del coronavirus, la evolución de la situación sanitaria ha permitido concretar la fecha y será finalmente el 29 de junio el día elegido para que se empiecen a desarrollar las prácticas de asignaturas que quedaron pendientes, como por ejemplo las de tiro, así como los exámenes de final de curso. 
Así lo confirmó el director de la Escuela Nacional de Policía de Ávila, José Luis Tejedor. Para acometer esta compleja vuelta, dado el elevado volumen de alumnos –unos 3.500 entre los de Escala Básica y los dos cursos de la Ejecutiva–, se ha diseñado un minucioso protocolo de seguridad que abarca desde la realización de test de la COVID-19 a todos los alumnos en su lugar de origen a la reducción de aforos.
Así, los alumnos se distribuirán a lo largo de cinco turnos, uno por semana, para ir completando las tareas pendientes, con lo que en todo momento solo permanecerá en la escuela el 20% de todo el alumnado. El primero será el grupo de la Ejecutiva (se juntarán los de dos cursos) y a continuación les seguirán cuatro turnos del curso de la Escala Básica.
«Ahora mismo que sepamos no hay ningún alumno que esté con positivo de coronavirus, pero por si acaso todos los alumnos pasarán el test antes de viajar a Ávila a través de las distintas unidades sanitarias más próximas a sus domicilios», apunta Tejedor. 

En cuanto a la reducción de aforo, el establecimiento de los distintos turnos permitirá que solo haya un alumno por habitación (normalmente hay cuatro) y que el aforo de las clases se reduzca en una cuarta parte, al pasar de los 45 alumnos en una sección normal a los 10-11 que habrá ahora. «En el comedor también habrá turnos», detalla el director, quien suma a este protocolo interno las medidas de distanciamiento social y protección que se vienen aplicando en el resto de ámbitos, como el uso de mascarillas y guantes y el mantenimiento de las distancias de seguridad.