El colchón de la Moncloa

SPC
-

El colchón de la Moncloa - Foto: Eduardo Parra Europa Press

Sin duda alguna, Manual de resistencia, la biografía del presidente Pedro Sánchez, es uno de los libros más esperados del año. Yes que el lector descubrirá, por ejemplo, que la primera medida que adoptó al llegar al Palacio de La Moncloa fue cambiar el colchón de la cama y pintar el dormitorio principal. 
Así lo afirma el dirigente progresista al inicio del primer capítulo de su obra, la primera que publica un jefe del Gobierno en ejercicio y que presentará mañana.  
«La decisión la tomé con mi mujer, Begoña, porque las cuestiones de intendencia se anteponen a casi todo», asegura el madrileño, que justifica estos cambios domésticos, los únicos según asegura, en «razones que entiende cualquiera que haya vivido en un piso amueblado». Recurriendo al refranero, cita el dicho que asegura que «Dos que duermen en el mismo colchón acaban siendo de la misma opinión», por lo que afirma que él quería mantener su criterio «ajeado» del de su predecesor, Mariano Rajoy. 
Aparte de esta anécdota, y la de que sus hijas querían mudarse en septiembre y pasar el verano junto a las amigas del vecindario en el que vivían, el socialista defiende una reforma de la Constitución para «recomponer el consenso perdido y poner orden», pero considera «absurdo» que haya que lograr un consenso equiparable al de 1978 porque este argumento «opera en contra de cualquier acuerdo». 
En su opinión, se debería iniciar un proceso ahora que acabe en seis, ocho o 10 años para hacerlo «en serio, con profundidad y sin prisa». Yes que, para Sánchez, se trata de pasar de una «Constitución más institucional» a una «Constitución más ciudadana», y el camino para hacerlo es «el debate en sí» recomponiendo los «consensos rotos», y «abriendo» el Congreso a ONG, colectivos y personalidades.