scorecardresearch

Ricardo Guerra publica una guía que anima a recorrer Arévalo

Mayte Rodríguez
-

'Arévalo histórico, artístico y monumental' supone «una actualización necesaria» de publicaciones similares editadas hace ya demasiado tiempo e incluye más de 400 fotografías

Ricardo Guerra publica una guía que anima a recorrer Arévalo - Foto: David Castro

No hay demasiadas publicaciones que ahonden en el patrimonio artístico y monumental de Arévalo y menos aún que lo aborden desde un punto de vista práctico y divulgativo. Y las que había hacía demasiado tiempo que se habían publicado, décadas incluso. Así es que el cronista oficial de Arévalo, Ricardo Guerra, se puso manos a la obra hace ya un tiempo, aunque ha sido en los últimos meses cuando le ha dado el empujón definitivo a un trabajo cuyo resultado es una guía titulada ‘Arévalo histórico, artístico y monumental’, una guía de bolsillo de 216 páginas y cubiertas desplegables que incluye un plano de la capital de La Moraña con los monumentos y puntos de interés que se citan a lo largo de la publicación.

«Era una necesidad, hacía falta revisar profundamente la guía ‘Arévalo y su tierra’, que fue un referente en su época pero que había que actualizar tanto en la parte histórica como monumental», explica Ricardo Guerra, satisfecho con el resultado y agradecido a los «amigos» que han colaborado con él, sobre todo a la hora de aportar muchas de las más de 400 fotografías que ilustran la publicación. «Casi todas las fotos son mías, pero he contado con la colaboración de varios fotógrafos aficionados muy buenos de Arévalo, algunos incluso premiados», subraya Ricardo Guerra, para citar a continuación a David Pascual, Mario Cachero, Corredera, Nacho, Julio Pascul y Andrés Martín.

A través de las fotografías de todos ellos resulta más fácil y atractivo hacer un recorrido visual por los monumentos y rincones de Arévalo que el autor va explicando, aunque la guía comienza con una reseña histórica de la ciudad, primero porque «hoy sabemos mucho más de la historia de Arévalo de lo que sabíamos antes», pero también porque el lector «no puede entender la arquitectura sin saber cuáles fueron las circunstancias que nos dejaron ese legado», apunta el cronista oficial de Arévalo, que ha puesto toda su alma en una guía en la que se aprecian con claridad tanto el amor que él siente hacia su ciudad como su profundo conocimiento de la misma.

Además de los monumentos más relevantes, Ricardo Guerra invita al lector a pasear por rincones del casco antiguo de Arévalo que pueden pasar más desapercibidos pero que también tienen su encanto. «La parte monumental está actualizada porque en los últimos años se ha recuperado mucho patrimonio arevalense, sobre todo a raíz de la celebración aquí de Las Edades del Hombre, que supuso un antes y un después en la rehabilitación del patrimonio de la ciudad», señala.

Otra parte destacada de la guía la protagonizan los personajes que a lo largo de los siglos nacieron o vivieron parte de su vida en la capital de La Moraña. Desde Isabel de Castilla hasta Emilio Romero pasando por Hernández Luquero o Manolo Perotas, por citar solo unos pocos de los muchos que se citan en la publicación.

También repasa Ricardo Guerra las fiestas y tradiciones de Arévalo, así como la gastronomía que protagoniza el tostón, «la estrella de nuestros fogones, aunque también incluyo otros platos de nuestra mesa», apunta.

Y mientras llegan tiempos mejores para el turismo, que ahora llega a Arévalo con cuentagotas debido a la crisis sanitaria, Ricardo Guerra también descubre a propios y a extraños algunas de las rutas que recorren Arévalo: la ruta isabelina, los caminos fluviales por el río Adaja y por el Arevalillo, el vínculo de la ciudad con el ajedrez, ...

La guía ya puede comprarse en las librerías de Arévalo y en la oficina de turismo. La pandemia no permite de momento hacer una presentación de la obra en sociedad, pero el autor espera que escampe el temporal y, en cuanto se pueda, presentarla junto a su amiga la historiadora Mari Carmen Martín, a la que dedica su libro.