scorecardresearch

El convenio del sector cárnico beneficiará a 900 abulenses

I.Camarero Jiménez
-

La negociación en la que se alcanzó un preacuerdo la semana pasada, desconvoca 4 días de huelga y permitirá que los trabajadores vean incrementado su salario o avances en conciliación

El convenio del sector cárnico beneficiará a 900 abulenses

Los trabajadores vinculados a las industrias cárnicas finalmente no irán a la huelga prevista para cuatro jornadas repartidas entre noviembre y diciembre, la primera de ellas, este 25 de noviembre. Y no lo harán gracias a que han logrado llegar a un preacuerdo que, desde CCOO, esperan que se ratifique. Ha costado, pero por fin ha llegado y en principio en Ávila beneficiaría a 900 personas vinculadas a 50 empresas de un sector que sin duda tiene peso en nuestra provincia de Ávila. En Castilla y León estaríamos hablando de 12.000 personas vinculadas a él y que suman 115.000, a nivel nacional.

Son sin duda grandes ventajas que este jueves detallaban responsables de CCOO a los medios de comunicación, lo han hecho ellos puesto que explican han tenido mayoría en las mesas de negociación. Reconocen que ese preacuerdo ha llegado «in extremis» teniendo en cuenta que ha sido pocas horas antes de la primera jornada de una huelga que tenían claro que iba a triunfar. En ese sentido tenían puesta la confianza en que la acción ha llevado a la negociación y a ese principio de acuerdo que traeá mejoras económicas, sociales y en definitiva laborales. Lo detallaba el secretario general de CCOO en Ávila, Óscar García, junto a dos responsables de la Federación de Industria del sindicato, que son Juan Carlos Álvarez y Juan Manuel Ramos. Esas mejoras pasan por un incremento salarial ya establecido para 2021, 2022 y 2023 que se cifra respectivamente en el 3%, el 2,75% y el 2,5%.  Viene acompañado este avance que se aplicará con carácter retroactivo, de otras mejoras  como la cláusula de revisión salarial, también que de 1.770 horas de trabajo anual han conseguido rebajar la cifra hasta las 1.660. Además se establecería un límite de trabajo diario de 10 horas para poder conciliar vida familiar y laboral, se han planteado mejoras en los permisos retribuidos y también se han concedido 10 horas para acompañamiento familiar, del mismo modo que se ha subido la retribución a los contratos en prácticas en el sector. Otro asunto pasa por la creación de la figura del delegado medioambiental, además de que se producirán avance en cuestiones de teletrabajo, registros de jornada y desconexión digital. Logros que aplaudía CCOO puesto que además llega con nuevas fórmulas, nuevos ritmos de trabajo en tema de flexibilidad y grandes avances en diferentes materias que afectan como decíamos al principio a un sector de peso en la provincia y del que además se recordaba el gran comportamiento durante los momentos más crudos de la pandemia. 

Para los representantes de CCOO el logro ha llegado gracias al «trabajo de unidad entre representantes sociales y trabajadores». Durante el periodo de negociación que ha llevado al preacuerdo destacaban el trabajo. «El esfuerzo de los representantes sindicales que han ido centro a centro y comarca a comarca». Aún queda trabajo pues de nuevo habrá un proceso asambleario para dar a conocer a los trabajadores la desconvocatoria de la huelga.

Para ellos todo ha sido posible, igual que ha ocurrido con el Metal en Cádiz, gracias a la movilización y a la unión. «Teníamos claro que movilizarse iba a producir efecto».

Por supuesto si los trabajadores lo ratifican, CCOO aseguraba que estará ahí para comprobar que las condiciones se cumplen.

Recordaban además la difícil situación previa a este periodo de negociación pues el convenio por el que se regían expiraba el 31 de diciembre y después pasarían, entre otras cosas a percibir el salario mínimo todos estos trabajadores. Venían además de 11 meses en el dique seco y sin avances en la negociación.