García Burillo, administrador apostólico de Ciudad Rodrigo

Redacción
-
García Burillo, administrador apostólico de Ciudad Rodrigo

El que fue obispo de Ávila hasta el pasado mes de diciembre, sustituido por José María Gil Tamayo, se enfrentará a una nueva responsabilidad

Tras conocerse la aceptación, por parte del Papa Francisco, de la renuncia de moseñor Raúl Berzosa al gobierno pastoral de la diócesis de Ciudad Rodrigo, el Santo Padre ha nombrado a Jesús García Burillo, obispo emérito de Ávila, como administrador apostólico ‘sede vacante’.  
Berzosa se encontraba desde junio en un período de reflexión y renovación espiritual, según explica el Obispado de Ávila en una nota de prensa, y en este tiempo,  monseñor Francisco Gil Hellín ejercía como administrador apostólico de la diócesis mirobrigense. Ahora, la Santa Sede ha comunicado que Gil Hellín (arzobispo emérito de Burgos) dejará, «por motivos personales» de ejercer como administrador apostólico en Ciudad Rodrigo, cargo que pasará a ocupar Jesús García Burillo.
García Burillo ha sido obispo de Ávila durante los últimos 15 años hasta el pasado mes de diciembre cuando tomó el relevo José María Gil Tamayo. Sin embargo, el obispo emérito se enfrentará ahora a una nueva responsabilidad según el nuevo nombramiento.