Un verano en el aire para la música

P.V.
-

Festivales como Sonorama o Planeta Sound siguen con los preparativos a la espera de conocer la evolución de la pandemia, mientras que otros ya han preferido cancelar

El grupo Kitai durante su actuación en la edición del año pasado de Sonorama Ribera. - Foto: Paco Santamaría

Castilla y León se ha convertido en los últimos años en tierra de festivales, sobre todo durante los meses estivales. Citas ya consolidadas como Sonorama Ribera, Músicos de la Naturaleza o Huercasa Country Festival que se mezclan durante el verano con otras citas más modestas que buscan un hueco en el calendario y que muchas veces tienen como objetivo impulsar o dar a conocer el medio rural. Este año, la situación que atraviesa el país por la crisis sanitaria generada por la covid-19 deja en el aire el futuro de todos estos eventos culturales, incluso algunos de ellos ya han optado por cancelar y comenzar a preparar la edición de 2021.
El plan de desescalada anunciado por el Gobierno esta semana recoge que con «la nueva normalidad» se podrían celebrar ya eventos de menos de 800 personas al aire libre, sentados y con distancia entre sus espectadores a finales de junio, aunque muchas de estas citas congregan a miles de espectadores.
Uno de los más numerosos es el Sonorama Ribera, que se celebra a mediados de agosto en la localidad burgalesa de Aranda de Duero. Los organizadores de esta cita, que el año pasado reunió a más de 110.000 personas, mantienen la cita de momento y descartan su aplazamiento, ya que las fechas previstas para la celebración son entre el 12 y el 16 de agosto.
Los que sí han anunciado su cancelación son los organizadores de la edición 2020 del Huercasa Country Festival, que debía celebrarse del 10 al 12 de julio en la localidad segoviana de Riaza, ya que han considerado que el cierre del espacio aéreo y la cancelación de vuelos internacionales impedían continuar con los preparativos.
También era esperado el anuncio de la cancelación del concierto Músicos de la Naturaleza, que iba a celebrar el 4 de julio su XV edición en el enclave abulense de Gredos. La Junta confirmó hace unos días el aplazamiento de dicho evento, para el que todavía no había un cartel oficial. Otros de los que han optado por cancelar son los organizadores del Festival Tribu, previsto para el próximo mes de septiembre en diversos espacios de la ciudad de Burgos, y que se aplaza a 2021, ya que consideraron que la incertidumbre actual, provocada por el coronavirus, impide la realización del festival con las mínimas garantías.
Mientras en algunas provincias se suspenden eventos, Conexión Valladolid, que se tenía que celebrar el 26 y el 27 de junio, ha decidido retrasar sus fechas al 28 y 29 de agosto y mantiene el cartel anunciado. Según señalaron fuentes de la organización del festival, en esta decisión se da prioridad a «la salud y la seguridad de todos los asistentes, artistas y trabajadores». Otro de los que anunció su aplazamiento fue el Palencia Sonora, programado inicialmente para los días 11 y 12 de junio, pero pospuesto finalmente hasta el 11 y 12 de septiembre.
De momento se mantienen festivales como el Planeta Sound en Ponferrada (León), previsto para el 17, 18 y 19 de julio, o Ebrovisión, en Miranda de Ebro (Burgos), que también sigue con sus fechas previstas en septiembre; mientras que otros festivales con menor aforo siguen pendientes de la evolución de la crisis y de las «medidas específicas» que marque el Gobierno.