El PP asegura que la deuda en facturas es de 2,8 millones

L.C.S
-

El concejal Mario Ayuso dice que la táctica de Por Ávila de engordar los problemas le ha hecho perder votos

El PP asegura que la deuda en facturas es de 2,8 millones - Foto: David Castro

El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ávila asegura que el importe que adeuda el Consistorio abulense en facturas es de 2,8 millones de euros, «y no de 4, como asegura el alcalde», y afirma también que «en tesorería  hay 11 millones», con los que exige que se abonen esas deudas a los proveedores municipales. El concejal popular Mario Ayuso  que «tenemos un informe realizado por una técnico del área económica del Ayuntamiento que ha sido facilitado por el equipo de gobierno actual, hecho a mediados del mes de junio, en el cual pone literalmente que consta en tramitación facturas de todos los conceptos por importe de 2,8 millones de euros y que el 74% de las facturas son del año en curso».
Para el PP, «la diferencia existente entre los 4 millones de euros de los que habla el alcalde y los 2,8 que habla el informe, esos 1,2 millones, estamos convencidos que son facturas que se han generado entre junio y noviembre de este año, que son por tanto del equipo de gobierno actual».
Ayuso comentó también que en la última Comisión de Economía y Hacienda, «otro técnico municipal nos informó que en las arcas municipales, en las cuentas de tesorería del Ayuntamiento hay un saldo positivo cercano a los 11 millones de euros, de los cuales es cierto que 5 están comprometidos para partidas de inversión y no se pueden tocar, pero los 6 restantes están totalmente disponibles para poder hacer frente al pago de esas facturas. Por tanto», continúa Ayuso, «lo que nosotros creemos es que el pago de las facturas es una cuestión de voluntad política, y lo que tiene que hacer el equipo de gobierno es acelerar ese pago para que ese dinero esté en los bolsillos de los proveedores abulenses».
Ayuso criticó que «cuando se ha informado que el pago de facturas municipales se hacía en 15 días, no tardó en salir el partido del alcalde a ponerse medallas pero ahora resulta que no se pueden pagar, entonces, ¿en qué quedamos? ¿se pueden pagar o no?».
La conclusión a la que llega el grupo municipal del PP es que «estamos en el escenario preferido del alcalde, en el que se mueve como pez en el agua, en el que primero agrandamos los problemas, luego los cargamos en las espaldas de otros, y por último nos apuntamos el tanto si conseguimos solucionarlo. Es una táctica que ya ha venido utilizando en anteriores acontecimientos, pero por suerte los abulenses se están dando cuenta de esa táctica, y hace apenas diez días se demostró cuando 3 de cada 4 votantes que Por Ávila obtuvo en el mes de mayo dejaron de votarle».

Mario Ayuso se refirió también a los datos de paro en la capital, subrayando que con la subida en octubre «es el cuarto mes consecutivo en el que el dato del paro es negativo en Ávila. En julio, agosto, septiembre y octubre ha subido el paro en Ávila, y eso sólo ha ocurrido en otras diez capitales más de España de las 52 que hay», destacando que «da la coincidencia de que ese periodo de tiempo coincide con el que lleva el alcalde y el nuevo equipo de gobierno en el Ayuntamiento». Ya pesar de que «sabemos perfectamente que las políticas de empleo no son competencias del Ayuntamiento, pero entre eso y que se crucen de brazos y no pongan en marcha ninguna iniciativa para fomentar la contratación y evitar la pérdida de empleo, va un mundo, ya que  los ayuntamientos sí pueden tomar medidas e iniciativas para fomentar la creación de empleo, y lo que hacen, y el  que se cruzan de brazos no es que lo diga yo, es que se demuestra en que no han mostrado ni una sola vez en público, en  ninguna declaración pública ninguna preocupación por la situación de estos parados en Ávila».