Comienza un curso de preparación al matrimonio en Ávila

J.M.M.
-

Participan ocho parejas, que han tenido que posponer su boda, en una actividad programada por el Secretariado de Familia y Vida de la diócesis de Ávila

Comienza un curso de preparación al matrimonio en Ávila - Foto: Diócesis de Ávila

redacción / ávila
Las nuevas tecnologías se han convertido en una herramienta fundamental durante la cuarentena, ya que gracias a ellas empresas e instituciones se han reinventado para seguir prestando servicio. Una de esas instituciones que ha recurrido a esas opciones de comunicación a distancia que permiten las nuevas tecnologías es la Iglesia para continuar su labor evangelizadora, pastoral, social, caritativa y de asistencia, y buena muestra de ello es la actividad que está desarrollando la diócesis de Ávila a través de las redes.
El último ejemplo lo encontramos este fin de semana. Con el inicio del mes de mayo, comenzaba el último curso de preparación al matrimonio, como estaba programado en el calendario de actividades del Secretariado de Familia y Vida de la diócesis de Ávila. Con la entrada del estado de alarma, todo se paralizó, y las bodas se han pospuesto. Sin embargo, y dado que ya había varias parejas apuntadas a este curso (y alguna más se ha ido apuntando durante este tiempo de confinamiento), se decidió realizar esta formación de manera telemática.
«No queríamos suspender esta formación matrimonial al no poder hacerla de forma presencial, por lo que surgió la idea de darles la oportunidad de llevarlo a cabo de forma virtual. Algo así como un ‘telecurso de novios’» explica Raquel Toldos, responsable del Secretariado de Familia y Vida. De esta forma, se facilitaba que las parejas que lo precisaran tuvieran el certificado de haber realizado una formación mínima que asegurará la preparación básica para la celebración del Sacramento del matrimonio.
Este curso de preparación al matrimonio a distancia comenzó este fin de semana, con la participación de 8 parejas. Todas ellas tuvieron que modificar su fecha de boda, algunas para final de año y casi todas para el año que viene. El curso durará 4 semanas, aunque es adaptable al ritmo de cada pareja. La metodología que se aplica comprende una reunión inicial y final mediante videoconferencia, con todos los participantes. Una vez a la semana se les mandará por correo electrónico un tema diseñado especialmente para esta situación con los mismos contenidos que se explican en la forma presencial. Todo ello coordinado por un matrimonio y un sacerdote que acompañarán a estas parejas durante el curso. Siempre a su disposición mediante teléfono o mail.