Avances para los abulenses en la fase 1

E.C.B
-

Ver a los seres queridos, movilidad por la provincia, asistir a entierros o sentarse en una terraza son algunas de las novedades de esta fase

Avances para los abulenses en la fase 1 - Foto: David Castro

Ver a los seres queridos, asistir a entierros y velatorios, comprar sin cita previa, sentarse en una terraza o ir a la iglesia son algunas de las medidas de alivio que estarán permitidas a partir de este lunes en Ávila y provincia tras su entrada en la fase 1 de la desescalada. confirmada ayer por el Gobierno de España.
Una de las principales novedades de este nuevo escenario es que los ciudadanos tendrán libertad de circulación dentro de la provincia para poder hacer actividades comerciales, practicar deporte o reunirse con otras personas. Y es que, en esta etapa de desconfinamiento la otra gran novedad social es que se permiten la reuniones de familiares y amigos hasta un máximo de 10 personas, que pueden ser en domicilios o terrazas (se podrán ocupar el 50% de las mesas, con desinfección de cada una entre un cliente y otro), manteniendo la distancia de seguridad de dos metros y respetando las normas de higiene. Eso sí, de esa medida están excluidas las personas que sean positivo por coronavirus o estén en aislamiento. Además, no se podrá visitar a personas ancianas o que pertenezcan a un grupo de riesgo, por ser más vulnerables a la COVID-19.
También en el plano social, se permitirá la asistencia a velatorios con un límite de 15 personas, si es al aire libre, y diez en espacios cerrados, al igual que la participación en el enterramiento o cremación, que se restringe a un máximo de 15 personas entre familiares, allegados y oficiante. En cuanto a las misas, se mantienen como en la fase 0, con apertura de los templos al 33% del aforo.
De igual forma, se reactivarán de manera progresiva los servicios sociales, con atención prioritaria a colectivos más desfavorecidos y se permitirá la atención domiciliaria y seguimiento continuo a personas mayores que no vivan en residencias.
En cuanto a la movilidad, dado que estará permitido circular por la provincia, se autorizarán también los desplazamientos a segundas residencias dentro de la misma. No obstante, será posible traspasar estos límites en el caso de motivos sanitarios, laborales, profesionales o empresariales, de retorno al lugar de residencia familia, asistencia y cuidado de mayores, dependientes o personas con discapacidad, causa mayor o situación de necesidad y se permitirá la movilidad interterritorial entre municipios colindantes de tránsito habitual para la realización de actividades socioeconómicas.
El transporte en vehículos privados se podrá realizar en el caso de personas que vivan juntas usando todos los asientos. Si no, un máximo de dos personas por fila y con mascarillas. Y en el caso de transporte urbano e interurbano, la oferta de servicios será del 80-100%, mientras que para media y larga distancia, se limita el servicio al 30% de lo normal y la ocupación al 50% de los vehículos, con prohibición de catering.
En el plano económico, reabrirán los comercios siempre y cuando no estén en centros comerciales, que seguirán cerrados al público. Así, los locales de más de 400 metros podrán abrir delimitando el espacio de atención al público, con un aforo reducido al 30% o limitando la entrada a un cliente por empleado, con horario de atención prioritario para mayores de 65 años, desinfecciones al menos dos veces al día (los probadores y las prendas deberán desinfectarse tras cada uso), prohibición del uso de aseos para los clientes, utilización de mascarillas y equipamiento de los empleados con EPI, así como geles hidroalcohólicos a la entrada de los mismos. Los mercadillos, por su parte, pueden reabrir con el 25% de los puestos y se prohibe el autoservicio.
La apertura de hoteles y alojamientos turísticos también es otra de las medidas incluidas en la fase 1, excluyendo zonas comunes, así como el turismo activo y de naturaleza para grupos limitados de personas. Y en el sector agroalimentario se podrán reanudar las actividades que todavía mantuvieran restricciones.
Para la práctica deportiva, podrán abrir si las instalaciones son al aire libre y las actividades no implican contacto físico (como el tenis o el atletismo). También en ese momento se podrán realizar actividades deportivas individuales con previa cita en centros deportivos que no impliquen contacto físico ni uso de vestuarios. Sin embargo, el uso de instalaciones cuyo espacio sea cerrado se tendrá que posponer a la fase 2 y sólo cuando el deporte se haga sin público y no requiera contacto físico.
En cuanto al ocio y la cultura, abrirán las bibliotecas con limitación de aforo para la lectura y los museos a un tercio de su aforo, y se permitirán los actos y espectáculos de menos de 30 personas en lugares cerrados y los actos al aire libre de menos de 200 personas, siempre sentados. Se podrán reanudar  los rodajes de cine.