Victorias del Barça y Baskonia en la Euroliga

Agencias
-

Los catalanes se imponen al Estrella Roja de Belgrado (86-82) y los vascos frenan su crisis europea ante el Khimki (83-79). Por su parte, el Valencia Basket cayó en la pista del CSKA Moscú (81-70) .

Victorias del Barça y Baskonia en la Euroliga - Foto: Enric Fontcuberta

El Barça ha ganado este jueves al Estrella Roja de Belgrado (86-82) en el Palau Blaugrana, en la jornada 21 de la Euroliga, para enlazar dos victorias consecutivas aunque para ello tuvo que trabajar hasta el último segundo para, gracias a un gran arranque y final de duelo, superar a unos serbios que provocaron una pájara temporal en los hombres de Svetislav Pesic.
El 29-19 del primer cuarto y el 24-16 del último fueron la clave del partido, pues en ellos el Barça mostró su mejor cara y fue suficiente para que la mala quedara anulada. Aún así, la fuerza de Vladimir Stimac o James Gist y la electricidad y acierto de Lorenzo Brown y Kevin Punter pusieron en aprietos a la acordeón blaugrana.
Nikola Mirotic empezó el duelo como un tiro, con 14 puntos en el primer parcial aunque sólo 3 en el segundo, para acabar el partido con 25 puntos y una idéntica valoración. Fue el mejor en un Barça donde también destacó un completo Brandon Davies (10 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias y 2 robos) y el acierto final de Pau Ribas (7 puntos y 11 de valoración).
El catalán aportó cuando más lo necesitaba el equipo, que no pudo contar en el tramo final con un dolorido, veremos si lesionado, Cory Higgins. El Estrella Roja, empujado por la energía de sus jugadores, empujó hasta el final demostrando que fuera de casa es casi más peligroso que en su feudo y que tiene ganas de dejar una mala racha alargada ya, con este tropiezo, a tres derrotas seguidas.
Por contra, el Barça enlaza su segunda victoria tras ganar en la pista del Fenerbahçe y sigue empeñado en no dejar el 'Top 4' de la tabla. Esta vez costó, pese a lo prometedor del primer cuarto, y solo el cambiar de chip a tiempo, y el ver de nuevo aro desde la lejanía, evitó una derrota que hubiera sido una campanada.
Pese al 15-4 inicial del último periodo que ponía en el marcador un buen 77-70, el equipo de Dragan Sakota aguantó el tipo y peleó hasta casi el final, cuando ya arrojó la toalla viendo que el tiempo restante les hacía imposible la remontada. En el Barça, ya con respiración tranquila y profunda, celebraron esta victoria crucial que es la segunda ante Estrella Roja en esta temporada.

 

Baskonia ataja su crisis europea ante el Khimki


Por su parte, el Kirolbet Baskonia superó (83-79) al Khimki en la jornada 21 de la fase regular de la Euroliga celebrada en el Fernando Buesa Arena, un choque igualado que llevó a remolque hasta los últimos cuatro minutos, donde supo quedarse el triunfo que ataja su crisis europea y le devuelve a la lucha por el 'Top 8'.
Los de Dusko Ivanovic levantan cabeza en Europa, a dos triunfos de la zona de 'playoffs', para dar continuidad al subidón de la última victoria en Liga Endesa ante el Real Madrid. De menos a más en defensa y acierto, el Baskonia se impuso con Shields (22 puntos), Polonara (9 y 11 rebotes) y Henry (10, 6 y 8 asistencias) destacados en un triunfo que ayuda a la mejoría vitoriana, tras tres derrotas seguidas en el torneo continental.
Ambos equipos lidiaron por el mando del partido en el primer tiempo, con un bache local en el inicio del segundo cuarto del que supo salir antes del descanso (47-44). Eric, Shields y Shengelia dieron un buen inicio a Baskonia, aunque la mejor noticia para los de Vitoria fue el 0 de 5 de Shved en triples (27-25).
Muchos puntos, los visitantes con la firma de Jerebko, sin embargo y poca defensa. Karasev castigó el mal regreso a pista de los de Ivanovic y, gracias a un buen trabajo en el rebote, Baskonia logró irse a vestuarios por delante, a pesar de un 1 de 8 en triples. Con la fe del triunfo ante el Madrid, el cuadro azulgrana siguió insistiendo sin ver frutos en el marcador.
Dos triples seguidos de Shields mejoraron el acierto local en el tercer cuarto, de nuevo con un mal inicio, mientras que Polonara siguió cazando todo bajo aros. Sin noticias de Shved, Jerebko se mantuvo como referencia rusa en un partido apretado de cara al último cuarto (61-63). Khimki entró esta vez errático pero Baskonia no supo aprovechar las pérdidas del rival para seguir a remolque.
Timma castigaba a su ex para un 64-69 peligroso en la moral local. Un Baskonia valiente no dudó y fue a por el aro rival, para a cuatro minutos del final lograr la primera ventaja del segundo tiempo. Un robo de Henry y la canasta de Shields confirmaron el mando azulgrana cuando el acierto que había sido ruso hasta el momento cambió de barrio para dejar un triunfo vital en el Buesa Arena.

 

Derrota del Valencia Basket


El Valencia Basket cayó en la pista del CSKA Moscú (81-70) ante el que compitió bien los tres primeros cuartos, especialmente en la primera parte, pero al que le faltaron energías y argumentos en el último cuarto para ponerle en problemas, en parte por el excelente porcentaje de tres que tuvieron los rusos (64%)
Dos triples de Voigtmann abrieron el marcador pero el Valencia no se amilanó. Con Van Rossom anotando y dirigiendo y un Doornekamp pletórico llegó a ponerse por delante y aunque no logró mantener esa posición por su bajo porcentaje de tres puntos, su seriedad defensiva sí que le permitió mantener a tiro al CSKA (20-17, m.10).
De hecho, con la entrada en la pista de la rotación de ambos equipos, el conjunto español volvió a adelantar a los locales momentáneamente pero Sant-Ross y Koufos reaccionaron y el choque se convirtió en un ágil intercambio de canastas, con ambas defensas a la baja.
Dos triples de Quino Colom iluminaron al Valencia en ese tramo.
Ambos equipos reconstruyeron sus quintetos en los últimos minutos en los que la falta de claridad ofensiva del Valencia unida a la capacidad de desborde de Mike James dio una pequeña ventaja al CSKA (42-39, m.20).
Trató el equipo moscovita de apretar su defensa en el arranque pero la buena circulación del Valencia y la gran labor defensiva de Vives y de Labeyrie en el rebote le permitió aguantar el tipo unos minutos con los puntos de Van Rossom aunque perdiendo algo de fuelle (56-49, m.27).
Con el belga bien defendido y cansados, los visitantes no encontraron la forma de anotar pero apareció Doornekamp y con un triple y una asistencia logró mantener a flote a su equipo (60-56, m. 30).
La sociedad entre Colom y Ndour le dio otra salida al Valencia ante su mal porcentaje de triples pero se quedó muy corto porque apenas dueño un par de jugadas y el bajón de intensidad defensiva facilitó a los locales abrir una brecha ya preocupante (71-58, m. 33).
La segunda unidad rusa, con Hackett de punta de lanza, no levantó el pie y al Valencia le faltaron fuerzas y argumentos para un último intento.
Un nuevo triple de Voigtmann, el quinto de cinco intentos, alejó aún más al equipo ruso y le dio margen para relajarse en los últimos minutos sin poner en peligro su victoria pese a los puntos de Vives, a los que contestó Hackett, de nuevo desde la línea de tres.