Cine a pedaladas en La Adrada

E.C.B
-
Cine a pedaladas en La Adrada

El proyecto 'Cinecicleta' llega mañana, a partir de las 21,30 horas, a la Plaza de la Villa, con la proyección de varios cortometrajes para todos los públicos de manera sostenible, con las pedaladas del público como único motor

La Adrada, en verano, es sinónimo de actividad cultural y de ocio diaria. «Si además, la programación tiene una vertiente solidaria y de reflexión sobre problemas del mundo actual como la concienciación sobre el uso de recursos naturales, el binomio es perfecto», comenta Roberto Aparicio, quien explica en qué consiste Cinecicleta, que tendrá lugar este miércoles 10 de julio, a partir de las 21,30 horas en la Plaza de la Villa, de forma gratuita y que está organizado por Centro Caos con la colaboración del Ayuntamiento.
«Cinecicleta es un proyecto cultural, social y tecnológicamente sostenible desarrollado por tierras africanas en el que Carmelo e Isabel, sus creadores, han recorrido el país llevando el cine, cortos y documentales a rincones que nunca han podido disfrutar de ello. Se trata de un proyecto solidario y sostenible ya que la energía necesaria para la exhibición sale de la fuerza pedaleadora del público asistente que no tendrá que pagar por disfrutar de la proyección sino tan sólo colaborar con su pedaladas», señala Roberto Aparicio.
Ahora esta iniciativa llega a La Adrada donde, según apunta su alcalde, «hacemos nuestros los objetivos del proyecto que pasan por promover y reivindicar el uso de las energías limpias, proporcionar un espacio de ocio a la población local que les permita el acceso a la cultura, colaborar en la igualdad al acceso de la cultura para todos los ciudadanos, sensibilizar sobre diferentes temáticas y valores a través del cine y fomentar espacios de debate que proporciona el cine».
El sistema es sencillo y está fabricado por una empresa londinense: una bicicleta sin manillar que lleva incorporado un equipo de proyección que funciona mediante el pedaleo de quien se sienta en ella. Los espectadores tienen que turnarse dando pedales para que el resto pueda ver la película. Se necesita un mínimo de diez personas, unos 10 minutos cada uno.
Se proyectarán varios cortometrajes, todos ellos aptos para todos los públicos, que podrán disfrutar de la experiencia de estas proyecciones sin necesidad de ningún cable, solo con las pedaladas de los adradenses como motor.