Sin Rallysprint Guisando - Arenas

A.S.G.
-

La Escudería Gredos decide dejar en suspenso la tercera edición de la prueba que debía disputarse este fin de semana. La Subida Sotillo-Casillas, en julio, camino de la suspensión

Sin Rallysprint Guisando - Arenas

No pasa el motor por buenos momentos, al menos para los aficionados abulenses, que ven cómo van pasando los meses en muchos casos sin haber podido sacar sus coches de los garajes. Con la licencia aún por estrenar, van observando como las pruebas del calendario se van cayendo por su propio peso. Primero fue la propia situación sanitaria provocada por el COVID-19, que llevó a la anulación en bloque del calendario en los meses de marzo, abril y mayo. Sin embargo el mes de junio ha llegado y aunque para algunos deportes ha supuesto poco a poco la desescalda, en el caso del motor las buenas noticias siguen sin llegar. Y el último jarro de agua fría llega con la suspensión de la IIIedición del Rallysprint Gredos Guisando-Arenas, la prueba que organiza la Escudería Gredos y que se veía obligada a cancelar.
Bien es cierto que desde la organización dejan la puerta abierta a la posibilidad de poder encontrar fechas en un futuro que les permitan seguir adelante con la prueba, pero el pesimismo empieza a ser evidente en una escudería que ya se vio obligada a cancelar su prueba referencia, la Subida Puerto El Boquerón, y que ahora ha tenido que tomar la misma decisión con la segunda de su calendario particular.
Una prueba, hasta ahora organizada por la Escudería Milenio, que se disputaba sobre los 12 kilómetros, divididos en cuatro tramos cronometrados, de la AV-924 y la AVP-713 que separan las dos localidades y en los que el año pasado se impusieron Álvaro Méndez y Álvaro Atienza (Turón Aras) a los mandos de su BMW M3.
Y podría no ser la última prueba suspendida. Reconocen desde Escudería Gredos que la tercera de sus citas, la Subida Sotillo - Casillas, del 18-19 de julio, está ahora mismo en el aire. Queda tiempo por delante, pero uno de los problemas con los que se están encontrando, como en otros deportes, es la dificultad para organizar pruebas con un mes de antelación. La situación sanitaria, tan cambiante, la necesidad y obligación de adoptar medidas de seguridad ante el COVID-19 y la evidente preocupación en los organizadores a la hora de poner en marcha eventos que suponen concentraciones de gente, sin olvidar los patrocinios, pesan en exceso a la hora de mover todos los hilos para hacerlo posible.
Así pues, y aunque la siguiente en el calendario sea la Subida Sotillo - Casillas, los ojos empiezan a dirigirse a un mes de octubre con el Rallye Valle Amblés o el Rallye Diputación de Ávila, de la Escudería Milenio.