La plantilla de ALN acuerda un paro parcial por retrasos en el abono de las nóminas

Estela Carretero
-

Los empleados de este call center, unos 80, han denunciado ante la Inspección de Trabajo esta situación, común en otros centros del país

Los trabajadores del centro de telemarketing ALN de Ávila llevarán a cabo en próximas fechas un paro de dos horas para manifestar su malestar por «el reiterado retraso» en el pago de las nóminas por parte de esta empresa.
Los trabajadores de este call center ubicado en la calle Vereda de las Mozas han adoptado esta decisión en referéndum y después de «varios meses» sufriendo retrasos en el abono de los salarios. Unos retrasos que se han intensificado en lo que llevamos de año de tal forma que, explica Beatriz Jiménez, delegada sindical de UGT en dicha empresa, los cerca de 80 trabajadores con los que esta empresa cuenta en la capital abulense  no percibieron la mitad de la nómina correspondiente al mes de enero hasta el pasado 22 de febrero, mientras que la otra mitad del salario correspondiente al primer mes del año no fue abonada hasta este jueves, pese a haberles asegurado la empresa, señala la delegada sindical, que el ingreso de ese otro 50 por ciento se realizaría el pasado 26 de febrero.
Si bien es cierto, reconoce Jiménez, que a día de hoy los trabajadores están al corriente en lo que respecta a pago de salarios también es verdad que estos «reiterados retrasos», que parece ser son comunes a otros centros de telemarketing con los que ALN cuenta en el territorio nacional, hacen temer a los trabajadores abulenses que esta situación se vuelva a repetir. Es esa «preocupación» la que ha llevado a los trabajadores de este call center que en la actualidad ofrece servicios de internet y telefonía de Jazztel a denunciar a mediados de la pasada semana la situación ante la Inspección de Trabajo y a mantener, pese a la regularización en el abono de los salarios, el paro de dos horas aprobado por referéndum  jornadas atrás. Un paro parcial que aún no tiene fecha, ya que la misma está pendiente de la autorización administrativa correspondiente, pero en el que la plantilla de esta empresa mostrará su malestar y preocupación por esta situación laboral.
El grupo tecnológico ALN, cuya sede central se encuentra en León, se implantó en la capital abulense en el año 2014, estrenando sede y ampliando así sus instalaciones en el barrio de la Universidad a finales de aquel ejercicio. Lo hizo con una plantilla inicial de 60 trabajadores y con previsiones de  aumentar ésta a los 240 trabajadores en 2015. En la actualidad en ALN Ávila trabajan entre 75 y 80 empleados, si bien, señalan fuentes sindicales, la plantilla ha llegado prácticamente a alcanzar el  centenar de trabajadores.
Pese a haberlo intentado, este medio no ha podido conocer la opinión de los responsables de la empresa sobre esta situación.