CyL participa en un proyecto europeo para ayudar a las pymes

SPC
-

La iniciativa prevé el intercambio de experiencias entre regiones de Europa, así como un mapeo regional inicial y la identificación de buenas prácticas, con el fin de desarrollar planes de acción para mejorar la eficiencia energética

Una empresa burgalesa instala placas fotovoltaicas para autoconsumo. - Foto: Patricia González

La Junta de Castilla y León, a través del Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN), participa en el proyecto europeo 'SME Power', dotado con un presupuesto de 1,5 millones de euros y cuya duración se extiende hasta el verano de 2023, con el que se busca diseñar políticas públicas para guiar a las pymes no intensivas en energía de la Unión Europea a mejorar la eficiencia energética en sus procesos, edificios y productos.

Del total de la financiación, a Castilla y León le corresponden 173.690 euros del programa, cofinanciado por la Consejería de Economía y Hacienda en un 25 por ciento, para desarrollar programas de formación y apoyo a las empresas como impulso extra en la salida de la crisis económica generada por la covid-19. Junto a Castilla y León, la iniciativa abarca seis regiones europeas de Italia, Alemania, Eslovenia, Reino Unido, Irlanda y Finlandia.

'SME Power' apoya el avance de las pymes hacia la transición baja en carbono con un enfoque que considere todas las medidas en las que puedan invertir, incluidas las auditorías y la monitorización de los consumos energéticos, la renovación de edificios, las mejoras en procesos, los productos innovadores de eficiencia energética y el desarrollo de programas de desarrollo de capacidades de sus empleados. 

El proyecto prevé el intercambio de experiencias entre regiones de Europa, así como un mapeo regional inicial y la identificación de buenas prácticas, con el fin de desarrollar planes de acción regionales para mejorar las políticas públicas para la transición energética.

Entre las actividades previstas en el plan de trabajo del proyecto se encuentra la constitución de un grupo de trabajo de agentes del sector energético de la Comunidad, formado por representantes de asociaciones empresariales, sindicatos, centros tecnológicos y organismos y servicios de la Administración de la Castilla y León, que ya se reunió por primera vez a principios de año, según informa Ical. A pesar de la situación generada por el estado de alarma, la actividad del proyecto no ha parado y el EREN acaba de organizar una nueva reunión a través de videoconferencia.

En el encuentro se valoraron los primeros resultados obtenidos en el semestre anterior relativos a la situación de las políticas de la Comunidad de apoyo a la eficiencia energética empresarial en Castilla y León, además de las propuestas de buenas prácticas derivadas de las fortalezas identificadas y se han valorado mejoras para abordar las necesidades de cambio identificadas a partir de las debilidades.