La Junta trabaja en la regulación de la nueva normalidad

SPC
-

Las consejerías y los servicios jurídicos trabajan de forma coordinada para diseñar la regulación que estará lista "en breve"

La Junta trabaja en la regulación de la nueva normalidad

Castilla y León entrará en la nueva normalidad de la covid-19 el próximo domingo, 21 de junio, para lo que la Junta trabaja “intensamente” en analizar la regulación que va a regir la próxima etapa, tras decaer el estado de alarma, según anunció hoy en su comparecencia la consejera de Sanidad, Verónica Casado. “Trabajamos intensamente en analizar la regulación que nos regirá a partir del lunes, en intensa cooperación entre las consejerías y los servicios jurídicos de la Junta”, dijo, para precisar que esta tarde se reunirá la responsable de Salud Pública de su departamento con los directores generales de todas las consejerías para avanzar en el texto legal, informa Ical.

De esta forma, Casado precisó que el Ejecutivo diseña la normativa a través de una “intensa coordinación y colaboración” entre las consejerías y los servicios jurídicos, por lo que confió en tenerla lista “en breve”. Además, advirtió de que iniciar la nueva normalidad “no quiere decir” que la población se pueda “relajar”, puesto que recordó se están produciendo rebrotes. La consejera precisó que regularán las distancias, el uso de mascarillas o la higiene de manos, así como protocolos, por ejemplo, para las piscinas comunitarias. “Se definirán cada uno de los aspectos cuando los expertos y las consejerías lleguen a un acuerdo sobre el documento”, aseveró.

La consejera recordó que las autonomías “son las responsables” de las medidas que se permitirán y las que no en la nueva normalidad, aunque reconoció que no podrán impedir la movilidad de los ciudadanos, porque no tiene competencias, tras la entrada en la nueva normalidad. Con todo, apostó porque haya movilidad en toda la Comunidad, “si seguimos igual” y advirtió de que pueden pedir al Gobierno que les ayudes para limitar el tránsito ciudadano, al igual que ocurrió en el inicio de la crisis con localidades como Miranda de Ebro, a través de la aplicación de la Ley de Salud Pública.

Verónica Casado aseguró, en este sentido, que en esta materia barajan “todas las medidas necesarias” sobre la reescalada en el caso de que se produjera un rebrote, y defendió de nuevo el criterio de las áreas de salud, para mantener el control, y circunscribir nuevas restricciones en el caso de ser necesario a ese espacio y no a toda una provincia.

“La prudencia y la cautela han hecho que hayamos mejorado y estemos en mejor situación epidemiológica. Eso nos ha permitido acelerar alguna fase con limitaciones y mantener a otras provincias por prudencia en la fase 2. Ha sido absolutamente necesario para llegar con cifras más bajitas al 21 de junio cuando se producirá la nueva normalidad”, dibujó.

Carteles y vacuna

La consejera también presentó cartelería difundida por el Ejecutivo en la que se explica a la población las actividades permitidas durante la fase 3 y las medidas preventivas a adoptar por las personas y los protocolos en bares, restaurantes, actividades deportivas, cultura y turismo, población infantil, congresos y eventos. Asimismo, la Junta también anima a los habitantes de la Comunidad a llamar por teléfono ante cualquier necesidad sanitaria en Atención Primaria, para que los profesionales decidan sobre su tipo de consulta, para garantizar la seguridad de todos. “Nuestros consultorios siguen abiertos, pero necesitamos el filtro telefónico por seguridad de todos”, defendió.

Por otra parte, Casado respetó las decisiones que adopte el Gobierno sobre la posible adquisición de una vacuna frente al COVID y recordó que en estos momentos hay 60 aproximaciones y modelos vacunables por todo el mundo. Aseveró que en España también hay grupos pioneros ene sta investigación, uno de ellos liderado por un vallisoletano y apelo como importante, llegar a un acuerdo inteterritorial. “Castilla y León está dispuesta a alinearse en el consorcio internacional que toda España decida”, dijo, para defender la capacitación biotecnológica de España para proveerse de plantas de producción de esta vacuna.

Casado expresó asimismo su preocupación por el próximo rebrote de gripe y deseó que no pase como con esta enfermedad y una vez lograda la vacuna del COVID-19 “todos nos vacunemos de ambas”. "No tenemos ni idea de lo que hace el coronavirus, estamos aprendiendo cada dia", reconoció, para desear que en breve salga numerosa documentación académica sobre el virus.