El borrador del presupuesto municipal, la semana que viene

L.C.S
-

La oposición podría recibirlo el próximo jueves, mientras que la comisión para su debate está fijada para el 20 de diciembre y el Pleno el 27 de ese mes

El borrador del presupuesto municipal, la semana que viene - Foto: David Castro

El proyecto de presupuestos del Ayuntamiento de Ávila para el año que viene ya tiene fechas aproximadas para su análisis, debate y, en su caso, aprobación. Según informó la teniente de alcalde de Servicios Sociales y Hacienda, Ángela García Almeida, en el transcurso de una Junta de Gobierno, a preguntas de la portavoz municipal del Partido Popular, Sonsoles Sánchez-Reyes, la semana que viene se espera que esté concluido el borrador, para someterlo a su aprobación en la última semana de diciembre.
Así, García Almeida anunció que «en principio» está previsto entregar el borrador de presupuestos el próximo jueves 21 de noviembre a los grupos de la oposición, Partido Popular, PSOE y Ciudadanos, que tendrán un mes para estudiarlo y realizar sus aportaciones, ya que el debate de las cuentas municipales para el año que viene está fijado para la Comisión Informativa de Hacienda que tendrá lugar el viernes 20 de diciembre, y el resultado de la misma se debatirá una semana después en Pleno de ese mes, a celebrar el día 27.
Esos son los plazos anunciados por el equipo de gobierno de Por Ávila, que recibió en esa misma Junta de Gobierno las críticas de la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Yolanda Vázquez, al considerar que «se han incumplido los plazos para la aprobación de los presupuestos municipales en la media en que no va a dar tiempo a que se produzca su aprobación definitiva», entendiendo que de esta manera «la corporación actual incurre en la dinámica de las corporaciones precedentes».
Una vez que se aprobaron las ordenanzas municipales con los votos a favor de Por Ávila y Cs, el equipo económico del Ayuntamiento, dirigido por Ángela García Almeida, comenzó a preparar la elaboración de los presupuestos, cuya primera estimación apuntó a 69 millones de euros en el capítulo de gastos, mientras que en el de ingresos se quedaba en 50, sin contar en este apartado subvenciones y enajenaciones de parcelas. Este desfase de 19 millones se reduce con el aumento de la recaudación por la subida del 8,6% del IBI en 1,5 millones y por los 2 millones del acuerdo marco, pero aún quedaría por cuadrar algo más de 15 millones, a través de recortes en gastos y de esperar la llegada de subvenciones de la Junta y el Estado.