Los parlamentarios abulenses escenifican su división

L.C.S
-

Alicia García (PP) habla de una legislatura «complicada»; Georgina Trías (Vox) promete sacar a Ávila de una situación de «abandono»; y Jesús Caro (PSOE) defiende la «necesidad» de la formación de un «Gobierno progresista»

Los parlamentarios abulenses escenifican su división - Foto: David Castro

A imagen y semejanza de sus líderes y partidos nacionales, los parlamentarios abulenses en el Congreso y en el Senado de la próxima legislatura escenificaron desde el primer día, la recogida de sus credenciales, su división ante la situación política de la provincia y del país.
En la sala de vistas coincidieron   representantes del PP, Vox y PSOE, los tres partidos que consiguieron representación por la circunscripción abulense en el Congreso y en el Senado tras las elecciones del pasado domingo. Por parte de los populares acudieron la diputada Alicia García, y los senadores Juan Pablo Martín y Patricia Rodríguez, destacando la ausencia del otro senador elegido, Sebastián González, que según aclararon sus compañeros parlamentarios, se encuentra en un viaje en el extranjero.
El senador Jesús Caro fue el único representante del PSOE, ya que la diputada socialista por Ávila y ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, se encontraba a la misma hora que se entregaban las credenciales participando en el Consejo de Ministros y, además, ella ya había recogido la suya con anterioridad.
Por último, Georgina Trías, acompañada por una decena de afiliados y simpatizantes, fue la cara visible de Vox Ávila, que por primera vez obtuvo representación parlamentaria en la provincia abulense.
Después de recoger su documentación de manos del presidente de la Audiencia Provincial, Javier García Encinar, quien  aprovechó el acto para desear una legislatura «productiva» y que los allí presentes ayuden a conseguir «la cuarta plaza de magistrado en la audiencia», los políticos electos por los abulenses pasaron a comentar sus  primeras impresiones ante una legislatura que afrontan con perspectivas bien distintas.
Así, la diputada del partido más votado, Alicia García (PP), prevé «una legislatura complicada en la que la estabilidad económica va a estar en riesgo, lo mismo que el crecimiento económico y el empleo, pero también las políticas sociales porque cuando no se crea empleo el estado de bienestar quiebra y eso es lo que suele suceder con las políticas socialistas y aún más si es un gobierno radical, que incluso a lo mejor tiene que contar con el apoyo de los independentistas, lo que pone en riesgo la cohesión y equilibrio territorial, y la unidad de España».
Ante esa situación,«como partido en la oposición, si fragua ese Gobierno, desde la responsabilidad haremos un labor firme para pelear por los intereses económicos y bienestar de la economía y unidad de España», aseguró Alicia García, quien avanzó también la intención firme de su partido de «seguir velando por los intereses de los abulenses y exigir lo que hemos defendido en la campaña, infraestructuras, comunicaciones, conectividad, servicios esenciales, servicios públicos, ayudas a agricultores y ganaderos, y reivindicar  que el Gobierno cumpla con esos Presupuestos Generales del Estado prorrogados en los que había 32 millones de euros para invertir en Ávila, pero nada se sabe de ellos».
La diputada del PP puso como ejemplo de «la pinza» que puede ser «letal» para la provincia la «radicalización de la ministra de Educación, que va en contra de la educación concertada y que los padres puedan elegir en qué colegio quieren estudiar sus hijos».
psoe. Por su parte, el senador Jesús Caro (PSOE), trasladó «nuestro agradecimiento a todas las personas que con su voto han confiado en que haya un Gobierno progresista en este país, algo que a esta provincia siempre le ha venido bien» ya que, «las grandes infraestructuras que se han realizado en esta provincia, como el pantano de las Cogotas o la autovía a Salamanca, se han realizado con gobiernos del PSOE, igual que los grandes avances sociales en educación, sanidad, pensiones, Ley de Dependencia, que siempre han estado ligados al gobiernos socialistas», comentó, mostrando su deseo de que «haya un Gobierno que se forme lo antes posible y que este periodo de incertidumbre desaparezca para que pueda haber políticas de progreso, muy especialmente para esta provincia».
«Por eso lo que esperamos es que haya un Gobierno del PSOE que ponga las inversiones que necesitamos en esta provincia y que todos y cada uno de los ciudadanos que vivimos en Ávila, y sobre todo las personas que peor lo están pasando, vean realmente una compensación por parte de ayudas a esa población», aseguró el representante del PSOE, para quien es clave para el futuro de Ávila «el crear un tejido industrial fuerte, en todos y cada uno de los pueblos, algo que vamos defendiendo y seguir potenciando mediante ayudas a los agricultores y ganaderos de Ávila, y muy especialmente a todos los autónomos, un tejido muy importante para nuestra provincia y desde el Gobierno se les tienen que dar las ayudas necesarias para que compense el esfuerzo enorme que hacen a la hora de realizar sus actividades».
Vox estrenaba, en la persona de GeorginaTrías, diputada, representación parlamentaria por Ávila, quien además se mostrar su intención de visitar la provincia «continuamente», consideró la recogida de su credencial como «un momento histórico para Vox Ávila y para Ávila, que va a salir del olvido y para ello vamos a seguir trabajando» después de, aseguró, haber estado «en la provincia durante todos estos meses y durante la campaña, pueblo a pueblo, acogiendo todas las inquietudes y problemas que asolan esta provincia desde hace ya muchísimos años», asegurando que «los abulenses hoy tienen una representación real con Vox, que representa la España viva y cuyas peticiones llevo en el corazón», comprometiéndose a «seguir trabajando para afinar en el diagnóstico del problema de la provincia y poder llevarlo al Congreso bien planteado, para que las soluciones que podamos aportar desde allí sean viables para Ávila».
En ese diagnóstico de la situación de la provincia abulense a juicio de Vox, es «difícil de detectar lo prioritario porque a lo largo de mi recorrido por esta tierra, allá dónde iba veía olvido, en el sector agrícola, en el ganadero, en el turismo, en el pequeño comercio, comunicaciones…, el panorama es desolador».
Para Trías, el posible pacto entre PSOE y Unidas Podemos para un Gobierno de coalición, «no augura nada bueno para Ávila ni para España. A nivel económico es un estrangulamiento, sobre todo para autónomos y pequeños empresarios por los sueldos e impuestos que tienen que afrontar.  Es para estar preocupados».