La Cebrereña estrena el casillero fuera de casa

Área 11
-

0
La Granja
0
Cebrereña
Finalizado
Los culturalistas suman su primer punto lejos de El Mancho Ángel Sastre en su encuentro ante La Granja

La Cultural Deportiva Cebrereña y La Granja completaron un partido para olvidar en el Municipal de El Hospital. El empate fue lo más justo visto el pobre espectáculo que ofrecieron ambos equipos. Bien es cierto que la Cebrereña echó muy en falta la baja de Terleira, al que problemas tras el derbi llevaron a perderse el duelo en tierras segovianas.Eso sí, los culturalistas suman el primer punto de la temporada lejos de El Mancho Ángel Sastre.Poco premio aunque válido para sus intereses. Entre ellos y el descenso, el Bupolsa. Empiezan a tomar aire los de Pepe García en las últimas jornadas.
El planteamiento táctico de Pepe García, con un 4-2-3-1, fue muy compacto durante los 90 minutos, pese a tener algunas lagunas defensivas en momentos puntuales ante un rival que no tuvo argumentos ofensivos y que fue un desastre tácticamente en determinados momentos con jugadores fuera de sitio. La Granja en los primeros minutos apretó algo más, pero a base de empuje. Un córner de Piti se paseó por el área y posteriormente un despeje de Alberto puso bastante zozobra a los abulenses. El peligro se iba a incrementar en el minuto 19 cuando Truji ponía un balón largo sobre Lázaro, que partía en posición correcta, pero el asistente señalaba fuera de juego en una acción muy protestado por los granjeños. Los minutos pasaban sin que nada pasara. El partido era paupérrimo y únicamente se apelaba al juego de brega que no era nada atractivo. La Cebrereña, eso sí, cada vez que conectaba en la zona de medios lo hacía con mayor clarividencia con un Fer Albín bastante acertado.
La primera ocasión de gol llegaba a balón parado. En el minuto 35 Fer Albín botaba una falta en las cercanías del área, pero el cuero salía bastante alto. Ya en el último cuarto de hora de la primera parte La Granja apretó, obligando a los verdiblancos a meterse en su campo. Sin embargo eso no evitó que el minuto 29 Koby encarase a Alberto en una acción de manera algo aturullada, lo que provocó que el guardameta le robara el balón. En los últimos minutos Gabi remataba de cabeza a la salida de un córner pero el balón salía alto. Sin embargo, el colegiado señalaba libre indirecto dentro del área por juego peligroso de Dani Tena. La falta la remataba Koby pero entre la barrera y Alberto solventaban la acción para llegar al descaso con empate a cero.
En la segunda parte el partido no mejoró prácticamente nada. Por momentos daba la sensación que había falta de ambición por parte de ambos para llevarse los tres puntos. Los porteros eran meros espectadores de primera fila. Con el paso de los minutos, la Cebrereña se encontró más cómoda en la zona de medios. Fer Albín volvió a tener más protagonismo y el equipo combinaba aunque sin generar peligro. El partido tuvo, eso sí, en el minuto 64 que dar un giro importante. El colegiado no amonestó a Kike por una mano en la que era la segunda amarilla. Juanma mejoró las cosas para la Cebrereña. El partido entró en la última fase y se comenzó a romper por el desgaste físico. En el 81’, con Alberto fuera del área, Piti remató de forma bastante mala pero el balón salió con bastante peligro, obligando a Garrido a despejar en el área pequeña para evitar males mayores. En el intercambio de golpes le tocaba pegar a los abulenses, pero Perdi golpeaba y Truji blocaba el balón con seguridad. Minutos más tarde, el propio Perdi era protagonista en un remate que se iba por encima del travesaño. El partido estaba al filo de la navaja y pudo llegar un jarro de agua fría para la Cebrereña. Truji puso un balón largo sobre la carrera de Lázaro, que se fue a encarar a Alberto, pero el delantero se tropezó y remató cerca del palo derecho en una acción donde los locales pidieron penalti.
Pitido final y un partido que acabó en un justo empate, dado los merecimientos de uno y otro equipo.