Más propuestas que debate para convencer a los abulenses

J.M.M.
-
Más propuestas que debate para convencer a los abulenses

Los cabezas de lista al Congreso por la provincia de Ávila de PP, PSOE, Cs y Unidas Podemos aprovechan para enviar sus mensajes sin entrar en discusiones

Los candidatos de Partido Popular, Partido Socialista, Ciudadanos y Unidas Podemos por Ávila al Congreso de los Diputados escenificaron en la noche de este jueves su debate electoral en La 8 Ávila.
 Alicia García, Margarita Robles, Manuel Hernández y Carlos Martín San Román, moderados por la redactora jefe de La 8 Ávila, Patricia Carrera, plasmaron y confrontaron las propuestas y los programas con los que sus formaciones se presentan a estas Elecciones Generales y expusieron las prioridades a las que se tiene que enfrentar la provincia de Ávila. 
Arrancó el debate con una intervención inicial de un minuto de cada uno de los candidatos en la que se acercaron a la situación y a la realidad de la provincia de Ávila y expusieron la principal prioridad que tienen para ella, y en la que Alicia García, Manuel Hernández y Carlos Martín San Román coincidieron en señalar el empleo. La única que se desmarcó de esa visión fue Margarita Robles, que mostró su deseo de «defender a Ávila en una España moderna, pujante, y para ello Ávila tiene que volver a ser ese motor histórico que fue de España», y señaló que «Ávila no puede olvidar sus antecedentes históricos, sus antecedentes culturales, y lo que quiero es que Ávila vuelva a tener ese empuje y esa fuerza y ese liderazgo que merece en España».
Carlos Martín San Román comenzó exponiendo que «Ávila languidece, cada vez está más despoblada, más envejecida, peor comunicada, porque nos están vaciando». A continuación, recalcó que «nuestra prioridad es el empleo para pymes, para autónomos y para asalariados, principalmente para personas jóvenes», sacando a colación ya los datos de la EPA que hizo públicos este jueves el INE, y que marcaron el desarrollo del bloque económico.  
Alicia García inició su intervención defendiendo la apuesta del PP «por la estabilidad económica, el empleo y el crecimiento económico», y quiso agradecer el «esfuerzo de los abulenses junto al PP para crear empleo» durante los años de gobierno de los populares. García insistió en que esa última legislatura se han creado 4.000 empleos en Ávila, 1.600 de mujeres y casi 1.000 empleos de jóvenes, y recordó también las cifras de la EPA que mostraban «todo lo contrario». Yterminó ese minuto recalcando que «nuestra prioridad son los 12.200 desempleados que hay en Ávila».
Manuel Hernández cerró ese primer turno de intervenciones exponiendo que su caso, el de un joven ingeniero que se tuvo que marchar de Ávila para estudiar y prepararse «porque no me quedó más remedio que irme fuera ante la falta de oportunidades que tiene nuestra provincia». Hernández insistió en que «durante 30 años hemos vivido un bipartidismo que nos no deja ninguna salida a los jóvenes y cada vez la población se ve más reducida». Yremarcó que la prioridad de Ciudadanos es «la lucha por el empleo y contra la despoblación».
En la segunda intervención, los candidatos insistieron en esas propuestas. Alicia García remarcó el objetivo del PP de «crear empleo y oportunidades» y para ello anunció «la mayor revolución fiscal de los últimos años», bajando y suprimiendo impuestos, apostando por las pensiones, con una «PAC fuerte» y «potenciando la industria», especialmente la agroalimentaria y la de la automoción.
Manuel Hernández propuso, en primer lugar, un pacto nacional por la educación y otro para luchar contra la despoblación. A su vez, defendió medidas de apoyo a los autónomos, a los ganaderos, todo ello «desde el centro liberal».
Margarita Robles expresó que el «primer compromiso que tiene el PSOE es cumplir con su palabra». Robles abogó por las mejoras en la Sanidad, «que está abandonado en una provincia como Ávila» y señaló que «no concibo una provincia como Ávila sin radioterapia». También apostó por medidas contra la despoblación, y recordó las medidas del gobierno socialista. Yabogó por luchar por «el empleo y el emprendimiento», también en el medio rural.
Carlos Martín San Román apostó «por un modelo de bienestar social que hemos aprendido de los países del norte de Europa», con una apuesta por la sanidad, la educación y los servicios sociales públicos, yapostó por «estar en el gobierno».  
Hechas las presentaciones se abrió el tramo para debatir sobre los cuatro bloques pactados con los partidos políticos y en los que cada uno de los candidatos pudo desgranar lo más importante que considerara de sus respectivos programas en esas materias, y una vez analizadas esas propuestas llegaron las dos intervenciones finales centradas en lo que esperaba cada uno de la cita con las urnas el próximo domingo y su  mensaje final.
Sobre primera cuestión, Carlos Martín se mostró convencido de que «estamos ante unas elecciones transcendentales y que significarán el fin del partidismo también en Ávila», mientras que Hernández lanzó el mensaje de que Cs sale «a ganar con sentido de Estado». 
Robles confía en que «los abulenses se den cuenta de lo que hemos hecho desde el Gobierno en los últimos 10 meses» mientras que García esperaba que «los abulenses vuelvan a confiar en el Partido Popular porque hemos demostrado que podemos sacar a este país de la crisis y no les vamos a defraudar».
Ya en el minuto de cierre de cada uno, el mensaje desde Unidos Podemos fue el de pedir «una oportunidad para que podamos defender a esta tiera a sus gentes» y el de Ciudadanos el de que «el bipartidismo ha traído a Ávila menos inversión y menos oportunidades» por lo que Hernández consideró que «es ahora o nunca el momento de confiar en Ciudadanos para acabar con este tipo de políticas».
Por su parte, Margarita Robles insisitió en su mensaje de «modernidad y diálogo que es el que ofrece un gobierno socialista» que promete medidas «por y para las personas» y que está siempre «con los más necesitados y en favor de la igualdad».
Cerró el debate la candidata popular aludiendo a su condición de abulense para ofrecer «desde la cercanía y la confianza» un trabajo desde «la responsabilidad y la esperanza» para aprovechar la oportunidad de poder tener «un presidente del Gobierno como PabloCasado al que no tenemos que decirle nada de lo que necesita Ávila, porque lo conoce a la perfección».