Ávila ya consume de Fuentes Claras y el excedente de la EDAR

E.Carretero
-

Las lluvias han aumentado las reservas medio punto, hasta el 26,8 por ciento, y hecho rebosar este pantano del que se abastece la ciudad junto con agua de Serones y de los sondeos del Soto

Aunque de forma muy leve las reservas de agua de la capital abulense continúan subiendo. De hecho, en la última semana el agua embalsada en los tres pantanos de los que se abastece la ciudad se ha incrementado en medio punto, hasta alcanzar las reservas el 26,8 por ciento de la capacidad total de almacenaje, tal y como informó este jueves el portavoz del equipo de gobierno, José Ramón Budiño, en la rueda de prensa posterior a la reunión de Junta de Gobierno Local.
Explicó el responsable municipal que las últimas lluvias han contribuido a este pequeño aumento de las reservas y han hecho también que el agua del pantano de Fuentes Claras, que la semana pasada ya se encontraba al cien por cien de su capacidad, haya empezado a rebosar por lo que  los técnicos municipales y la empresa adjudicataria han decidido empezar a aprovechar ese caudal. Esta medida, apuntó el también teniente de alcalde de Presidencia, implica la utilización desde este miércoles del agua que se vertió desde la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) al pantano de Fuentes Claras semanas atrás dentro de una medida adoptada por la situación de sequía extrema que sufre la capital abulense. «Para no desperdiciar ese agua (la que rebosa) se  está abasteciendo ya la ciudad desde Serones, desde el bombeo del Soto y también desde Fuentes Claras, lo que implica la utilización de ese excedente de la EDAR», explicó Budiño antes de asegurar que «esa mezcla tiene el fin de tener la máxima calidad».

Así las cosas, y tras las últimas precipitaciones, el pantano de Becerril se encontraba el pasado 3 de diciembre al 1,7 por ciento de su capacidad, Serones al 20,9 y Fuentes Claras al cien por cien. Pese  a estos niveles y a las últimas lluvias el portavoz del equipo de gobierno recordó que «Ávila continúa en estado de situación de emergencia por sequía, por lo que a pesar de estas cifras que reflejan un aumento de esa agua embalsada desde el Ayuntamiento se sigue haciendo un llamamiento para que se haga un consumo responsable de la misma».
También en asuntos de Presidencia se dio cuenta este jueves en Junta de Gobierno del expediente instruido para otorgar la Medalla de Oro de la Ciudad a la Asociación Española Contra el Cáncer de Ávila «en aras a reconocer la labor de esta entidad y su compromiso con los pacientes oncológicos». Un expediente que, recordó Budiño, ha sumado más de un millar de adhesiones, apoyos que sumados a los méritos de la propia asociación han hecho que la Junta de Gobierno haya elevado al Pleno la concesión de esta distinción en una tramitación que ahora seguirá los pasos que establece el Reglamento de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Ávila.
También se refirió Budiño durante esta rueda de prensa, en este caso a preguntas de los periodistas, a la situación de los trabajadores de las empresas auxiliares que se han quedado en la calle debido al proceso de reconversión de Nissan y a las quejas de los sindicatos por el poco apoyo que los mismos están recibiendo por parte de la administración. Lo hizo para «lamentar» esta situación y recordar que Por Ávila ha manifestado ya en varias ocasiones en el Pleno del Ayuntamiento de Ávila que «tenemos que estar vigilantes no solo de Nissan sino de las auxiliares», así como que su procurador en las Cortes Regionales ha pedido el apoyo «con hechos» para los trabajadores de la factoría y también para los de las empresas que trabajaban para ésta.  «Vamos a tomar contacto con representantes sindicales y empresariales para conocer en realidad cuál es la situación actual y a partir de ahí, por supuesto, todo nuestro apoyo, todo nuestro trabajo y todo nuestro respaldo en aras de normalizar esa situación y que tengan un futuro esas empresas», afirmó.