La Junta prepara el camino para el pacto de reconstrucción

SPC
-

El vicepresidente autonómico asegura que cuando termine la crisis sanitaria se requerirá de un consenso «que va a ir más allá del Diálogo Social» y anuncia una reunión con sindicatos

Imagen de archivo de la firma de los primeros pactos del Diálogo Social de Alfonso Fernández Mañueco como presidente de Castilla y León. - Foto: Miriam Chacon (Ical)

La Junta de Castilla y León  prepara el camino para la elaboración de un pacto de reconstrucción para la Comunidad una vez que la crisis de la pandemia del coronavirus toque a su fin. Con un escenario incierto, el Ejecutivo autonómico confía en sacar adelante de la mano de grupos parlamentarios y agentes sociales una serie de acuerdos que permitan a Castilla y León no hundirse en medio de la crisis sanitaria y económica que atenaza a la sociedad. En este sentido, el Ejecutivo regional mantendrá este lunes un encuentro con los líderes sindicales de CCOO y UGT, en el que participarán el presidente Alfonso Fernández Mañueco, así como los consejeros de Empleo y Hacienda. 
Para alcanzar el pacto de reconstrucción la Junta tendrá que sumar el consenso político al de otros agentes «más allá» del Diálogo Social, tal y como reconoció el vicepresidente y portavoz de la Junta, FranciscoIgea, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. El número dos de la Junta detalló que el Gobierno regional trabaja de forma «muy coordinada» y cuenta con el respaldo «cohesionado y legal» de la oposición de cara a reconstruir la Comunidad tras la pandemia. «Cuando salgamos de aquí no sólo será necesario el consenso político tradicional, sino que se requerirá consenso social que va a ir más allá del Diálogo Social», explicóIgea, que aseguró que «habrá una vuelta entera en el futuro, será necesario ponernos de acuerdo, no solo partidos sino muchos más agentes».
«Es una buena cosa», deslizó en relación a los pactos, pero incidió en que no deben ser solo políticos, sino también en el marco social, a la vez que defendió que la Junta trabaja de manera «coordinada y sólida». Al respecto, valoró que Castilla y León cuenta con la posición «muy leal» del portavoz socialista, Luis Tudanca, y del líder de Podemos, Pablo Fernández, así como el resto de componentes de los partidos de la oposición representados en las Cortes, según informa Ical.
Una posición sobre la que ya se han referido algunos partidos políticos durante las últimas jornadas. En el caso del PSOE, remitieron a la Junta un paquete de medidas por valor de 3.000 millones de euros para paliar la crisis económica y sanitaria derivada del coronavirus; mientras que desde Podemos hicieron lo propio al enviar 43 medidas de su llamado ‘Plan de Reconstrucción Social y Económica’ para la Comunidad, que consta de 2.500 millones de euros.
Acuerdo de Comunidad

Por su parte, los secretarios regionales de CCOO y UGT, Vicente Andrés y Faustino Temprano, se sumaron a la petición de un «gran pacto de Comunidad» entre la Junta, los grupos parlamentarios y los principales agentes económicos y sociales para la reconstrucción económica y social de la Autonomía tras la pandemia. En este sentido, advirtieron de que se necesitarán fondos e inversión, por lo que plantearon un pacto fiscal «coyuntural» para lograr ingresos que permitan esa reconstrucción y que «nadie se quede atrás».
El dirigente de UGT, Faustino Temprano, sentenció que para lograr esa reconstrucción debe haber más inversiones de dinero público, y para ello se necesitan impuestos. Al respecto, Vicente Andrés dejó claro que no pretenden una quiebra ideológica de los partidos conservadores, que apuestan por bajar impuestos, sino un acuerdo coyuntural para 2020 y 2021, que permita afrontar la situación.
Además, argumentó que «no vale el austericidio, ni el recorte, hay que combatir la crisis con inversión pública y para eso hace falta elevar los ingresos de forma importante», y recordó, por ejemplo, el gravamen del 0,87% de las nóminas que estableció Alemania un año cuando se produjo la reunificación para cuadrar cuentas.