La Alianza Nissan-Renault reformula su estrategia

Agencias
-

A la espera de que la multinacional nipona dé a conocer sus planes sobre la planta de Barcelona, el nuevo modelo de negocio busca mejorar la rentabilidad e implica el reparto de los mercados mundiales

La Alianza Nissan-Renault reformula su estrategia - Foto: OLIVIER MARTIN GAMBIER omg.omg@w

A la espera de que dé a conocer este jueves su nuevo plan de reestructuración mundial, que previsiblemente contemplará un recorte de plantilla de unos 20.000 puestos de trabajo en todo el mundo y en el que se espera que se clarifique la continuidad de la planta de producción de vehículos de Barcelona, la Alianza Nissan- Renault-Mitsubishi desveló este miércoles su nuevo modelo de negocio que contempla ceder el liderazgo en cada región a una de sus marcas, que, a su vez, también serán la referencia en cada familia de modelos, mientras que las otras seguirán la senda marcada. De esta forma, Nissan será la firma de referencia de la alianza en China, Norteamérica y Japón, cediendo a Renault el liderazgo en Europa, Sudamérica, Rusia y Norte de África. En este reparto, Mitsubishi se queda como ‘benchmark’ en Oceanía y sudeste asiático.
En esta división de competencias entre las marcas dentro de Renault-Nissan-Mitsubishi, Nissan será la responsable de la renovación de la gama del todocamino del segmento C a partir de 2025, cuya versión actual, el Qashqai, se ensambla en Sunderland. Por otro lado, la compañía nipona también será la ‘líder’ de la alianza en materia de conducción autónoma, en vehículos conectados en China y se encargará de las variantes EV de la plataforma CMF (eléctrica) desarrollada por Renault-Nissan-Mitsubishi
El nuevo plan estratégico de la Alianza contempla que el fabricante galo del rombo se especializará en los vehículos eléctricos, especialmente los automóviles del segmento B-SUV o polivalentes (tipo Renault Captur y Nissan Juke), además de que su región de referencia será el mercado de Europa, entre otros.  

El nuevo modelo comercial de cooperación de la Alianza busca mejorar la competitividad y la rentabilidad de las tres empresas asociadas, a través de llamado esquema líder-seguidor, que prevé reducir las inversiones de los modelos de hasta el 40 por ciento y  fabricar cerca del 50 por ciento de los vehículos de la unión para 2025. El objetivo del plan es que las tres marcas de la Alianza produzcan sus vehículo utilizando la configuración más competitiva.
El presidente de la Alianza y Renault, Jean-Dominique Senard, aseguró que el nuevo modelo se centra en la eficiencia y la competitividad, más que en los volúmenes, en un contexto de una crisis económica «sin precedentes» por la pandemia de la COVID-19. Pese a reconocer que la sinergia entre las tres marcas es «enorme» descartó una fusión entre las empresas porque consideró que no es necesario para ser «efectivos».