Pide teletrabajo en Diputación tras el estado de alarma

Redacción
-

Desde el grupo Por Ávila aseguran, ante la orden de vuelta al trabajo, que "siguen existiendo enormes dificultades para la conciliación" y piden un reglamento específico para regular el trabajo a distancia en la institución y los organismos autónomos

Pide teletrabajo en Diputación tras el estado de alarma

El Grupo Por Ávila en la Diputación ha solicitado al presidente de la institución que facilite la opción del teletrabajo al personal que lo necesite, aunque el estado de alarma haya concluido, ya que “siguen existiendo enormes dificultades para la conciliación”. Además, Por Ávila ha pedido que se elabore un reglamento específico para el teletrabajo en la institución y en los organismos autónomos. Para Por Ávila, “no se entiende” que el presidente haya podido decretar la vuelta al trabajo presencial de todo el personal, y en horario habitual, “sin establecer fórmulas de teletrabajo ni de conciliación”.

Por este motivo, el Grupo Provincial de Por Ávila ha reclamado al presidente de la Diputación que “rectifique” y modifique su decisión de poner fin, con el estado de alarma, a las posibilidades de teletrabajo para los empleados de la Diputación. Además ha instado, todo ello por escrito, a que este tema se debata en el órgano competente, teniendo en cuenta que el lunes se celebra la Comisión de Recursos Humanos del mes de junio.

Además, Por Ávila exigirá que se convoque periódicamente el Comité de Seguridad y Salud, “ya que nunca ha sido tan necesario como en este momento que vivimos”.

Desde la formación se considera que si bien la pandemia parece desarrollarse favorablemente, aunque aún no haya concluido, “los efectos para las familias siguen vigentes”. En este sentido, el portavoz provincial de Por Ávila, Alberto Encinar, ha recordado que “la conciliación de la vida familiar y laboral es todavía complicada, independientemente de que concluya el estado de alarma”. Encinar ha explicado que tras la finalización del curso escolar el problema de la conciliación “seguirá encima de la mesa”, y es algo que “la Diputación debería tener en cuenta” por el presidente y ser negociadas “con trabajadores y sindicatos” a fin de modificar el decreto correspondiente.

 

Más información en la edición impresa