Se cierra el episodio de avenidas

ICAL
-

El caudal del Duero también se encuentra estabilizado y en vía descendente en Valladolid y Zamora

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) mantiene a estas horas ya solo una estación de aforo en estado de alarma y otras 16 en alerta, todas ellas a la baja, con lo que prácticamente se da por cerrado el episodio de avenidas e inundaciones que ha acompañado a la cuenca durante la última semana, y que ha generado daños materiales en las zonas bajas de algunos de los ríos más importantes de la Comunidad, como en Arlanza, Esla, Órbigo y Pisuerga, además del fallecimiento de un varón al caer al agua con su tractor.

En este sentido, el organismo de cuenca establece en alarma el Carrión, a su paso por Celadilla del Río (Palencia), donde el nivel no alcanza el metro de altura y transita con 64,65 metros cúbicos por segundo en estos momentos.

Además, están en alerta, pero claramente a la baja o estables, el propio Carrión en otros dos puntos, el Duero en otros cuatro, y el Esla en tres, al igual que el río Órbigo. Con la misma categoría se encuentran el Arlanzón, a la salida del embalse de Úzquiza (Burgos), el Tuerto, en el pantano de Villameca, el Luna, en la salida de Barrios de Luna, y el Duero, en el de la Cuerda del Pozo, dada la posibilidad que ofrecen estas infraestructuras para almacenar y regular el agua.

El río Duero también se encuentra esrabilizado y en vía descendiente, ya que a su paso por Herrera de Duero (Valladolid) su caudal es de 212 metros cúbicos por segundo y en Toro (Zamora) de 979 metros cúbicos por segundo, cuando supero el millar.