El Ayuntamiento, con la comunidad LGTBI

M.M.G.
-

El Consistorio recalca la función del municipalismo en la defensa de este colectivo

El Ayuntamiento, con la comunidad LGTBI - Foto: Ricardo Munoz Martin (Spain) www

La corporación municipal abulense, encabezada por el alcalde, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, quiso sumarse este viernes a la celebración del Día Internacional del Orgullo LGTBI.
Minutos antes de la celebración del pleno, los concejales se congregaron a la puerta del Ayuntamiento para proceder a la lectura de la declaración institucional de la Federación Española de Municipios (FEMP), un texto que leyó la concejal Paloma del Nogal y en el que se ponía en valor la función de los ayuntamientos en la defensa de este colectivo.  «Los ayuntamientos españoles han hecho de la igualdad y la no discriminación uno de sus ámbitos de actuación prioritarios realizando esfuerzos para desarrollar medidas que atiendan a las necesidades reales de todas las personas, promoviendo acciones de respeto, reconociendo los derechos fundamentales como tales e impulsando la protección plena frente a la discriminación», rezaba el comunicado leído por Del Nogal, que continuaba recalcando que «es, en el ámbito municipal, donde los gobiernos locales dan la mano a la ciudadanía y facilitan herramientas de sensibilización y educación con el fin de erradicar de nuestra sociedad cualquier tipo de manifestación contra las personas LGTBI tanto en el ámbito familiar, como en el escolar, laboral, social, cultural, económico y político» . 
Y fue más allá al asegurar que «no son posibles las políticas de igualdad sin los ayuntamientos», por lo que a través de la declaración instituciónal el Consistorio abulense aprovechó para reinvindicar «la necesidad de dotar a las entidades locales de financiación suficiente para llevar a cabo las competencias en esta materia que nos permitan asegurar la implementación adecuada de todas las iniciativas necesarias para garantizar la igualdad efectiva de las personas en todos los municipios españoles». 
Partiendo de esta base, el Ayuntamiento de Ávila se quiso sumar pues a la FEMP a la hora de  «clamar por un futuro en igualdad de todas las personas al margen de su identidad sexual y/o de género y de su orientación sexual».
Pero, además, manifestó «su compromiso con el principio de la universalidad de los derechos humanos y rechaza cualquier apelación a valores ideológicos, culturales, tradicionales o religiosos para justificar cualquier tipo de discriminación» Y quiso también condenar «enérgicamente cualquier forma de violencia, incluyendo tanto la violencia física como la verbal, la humillación y el menosprecio que tenga en su origen la orientación sexual y la identidad de género».
A través de esta declaración institucional, el Consistorio abulense quiso también reclamar «la elaboración y aplicación de una política europea plurianual de protección de los derechos fundamentales de las personas LGTBI que preste especial atención a la discriminación múltiple y a la violencia cuyo origen se encuentra en la orientación sexual y en la identidad de género». Así como «la necesidad de contar con mecanismos formales de recopilación regular de datos pertinentes y comparables sobre la situación de las personas LGTBI y de la violencia que sufren con el objetivo de realizar un diagnóstico de la situación en nuestro país».
Y por último, reconoció «la contribución, el trabajo y el esfuerzo que han realizado y que continúan realizando las organizaciones del tercer sector que trabajan en pro de la igualdad, en defensa de los derechos humanos y en la promoción y protección de los derechos fundamentales de las personas LGTBI». Y ratificó «la necesidad de invertir en políticas en favor de la diversidad sexual y la no discriminación de las personas por su orientación sexual o identidad de género».