La Conferencia Episcopal recomienda cancelar las procesiones

EFE
-

La CEE aconseja a las personas con enfermedades crónicas, ancianas o debilitadas que se abstengan de ir a misa y suspender las catequesis

La Conferencia Episcopal recomienda cancelar las procesiones - Foto: SEMANA SANTA MARINERA

La Conferencia Episcopal afirma en un comunicado que "las procesiones de este tiempo han de suprimirse", además de establecer recomendaciones ante la crisis del coronavirus, como seguir la misa por los medios de comunicación y suspender las catequesis presenciales.

La Conferencia Episcopal Española (CEE) no hace una mención explícita a la Semana Santa, después de que a lo largo de la semana, varios arzobispados se hayan manifestado al respecto.

En el comunicado expresa su disposición a colaborar "responsablemente" en el control del coronavirus y pide que "mientras dure esta situación de emergencia" se sigan las misas en familia por los medios de comunicación.

Además, aconseja a las personas con enfermedades crónicas, ancianas o debilitadas y a los que viven con ellas que se abstengan de ir a misa y respecto a la celebración de funerales y exequias, recomienda que participen únicamente los familiares y personas más allegadas.

Y añade: "Pospónganse en la medida de los posible las demás celebraciones. Las procesiones de este tiempo han de suprimirse".

En el comunicado también se recomienda recibir la comunión en la mano, omitir el rito de la paz o expresarse con un gesto que evite el contacto físico.

"El sacramento del perdón podría celebrarse en espacios o ámbitos que aseguren la intimidad y la distancia de seguridad recomendada por las autoridades sanitarias", recomienda la CEE, que advierte de que "estos criterios podrán ser actualizados en la medida en que evolucionen los acontecimientos y surjan nuevas medidas por parte de las Administraciones públicas" y considera que los templos pueden permanecer abiertos para la oración personal.

Estas recomendaciones llegan después de que varios arzobispados se hayan pronunciado esta semana sobre el culto y a las puertas de la Semana Santa.

El arzobispado de Valladolid ha sido tajante y ha expresado que es consciente de la gravedad de la situación social y sanitaria, por lo que ha determinado la suspensión de las procesiones propias de la Semana Santa, así como de cualquier acto o reunión que implique aglomeraciones.

"Las procesiones de este tiempo han de suprimirse", han zanjado el arzobispo y el obispo auxiliar de Valladolid, Ricardo Blázquez y Luis Argüello, respectivamente, en un documento firmado por ambos prelados y dirigido este viernes a la feligresía.

El Arzobispado de Sevilla deja en manos de los ayuntamientos, en función de las indicaciones de las autoridades sanitarias, la suspensión o no de cultos internos de las Hermandades y Cofradías.

El obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, ha firmado un decreto por el que suspende las procesiones y actos públicos religiosos de Semana Santa en toda la isla y se dispensa a todos los fieles católicos del precepto de ir a misa los domingos y días de fiesta mientras dure la pandemia.