El PSOE ofrece su candidatura de cambio para la Diputación

I.Camarero Jiménez
-

El candidato socialista, Pedro José Muñoz, reafirma que lo que no habrá serán pactos previos a la votación y deja en manos de Cs y Por Ávila "la responsabilidad de votar cambio o votar PP"

El PSOE ofrece su candidatura de cambio para la Diputación

No habrá negociaciones previas con Por Ávila ni con Ciudadanos por parte del PSOE para que su candidato, Pedro José Muñoz, logre la Presidencia de la Diputación,  y es así tal y como se votó en el Comite Provincial de los socialistas este domingo en un acuerdo que a ese respecto es «claro y meridiano», decía el propio Muñoz. Ahora bien, en política hay interpretaciones y lo que está claro es que no por ello descartan hacerse con la Presidencia puesto que quien además es alcalde de Cebreros apuntaba que los diputados de los que depende decidir quién será el presidente de la institución provincial, esto es de Por Ávila y de Ciudadanos,  pueden elegir «continuismo o cambio».
A juicio de Muñoz «nosotros no tenemos mucho que negociar ahí porque quien quiera cambio en la Diputación votará al PSOE y el que quiera que se quede como está votará al PP o se abstiene y ya está». 
Si sale el PSOE porque logra los 13 diputados (y para ello necesita a esas dos formaciones) pues «hay tiempo el mes siguiente para llegar a los acuerdos necesarios para echar a andar el proyecto de cambio que significaría el PSOE, pero entrar previamente a tratar esto no es necesario: el que quiera cambio tiene una candidatura para ello, la del PSOE».
«No tengo la sensación de ir a la oposición de entrada», reconocía el socialista porque «será la responsabilidad de Ciudadanos y de Por Ávila» pero lo que no tiene lógica  para Muños «es pactarlo previamente porque lo importante no es el pacto».
Lo que no va a hacer el PSOE es votar otra candidatura que no sea la suya, aunque la presenten los otros partidos, dejaba claro Muñoz y más porque defendía que «el PSOE es el partido con más antigüedad en la Diputación de Ávila, además siempre ha ido como Partido Socialista Obrero Español, hay otros que cambiaron de nombre, pudieron ser AP y luego PP».EL PSOEes el más antiguo y además tiene una tradición y trayectoria en la historia, así «tenemos la obligación de presentar candidato y además tenemos las cosas claras, no está para una apuesta ahora de efectuar un reparto si no de que haya un cambio, lo otro es secundario».
A la pregunta de si le apetecería efectivamente ser presidente de la Diputación asegura que a esta institución llegó «siendo el diputado más joven y a una sesión en la que salió elegido Daniel de Fernando». Aquello ocurrió en el año 1987  y ahora «yo ya tengo experiencia porque he estado en muchos lugares y evidentemente creo que desde la Diputación se pueden hacer muchas cosas, si no tuviese esa sensación no optaría siquiera a ser diputado provincial porque la institución tiene años de parálisis y requiere un cambio en su estructura, en su funcionamiento y en sus medios y sus modos».
«Entiendo que si no es lo que desean los diputados provinciales y lo eligen mayoritariamente, el PSOE hará  dos cosas, por un lado ejercer la labor de oposición y de control y fiscalización de los órganos de Gobierno y dos, colaborar con quien decidan que gobierne la Diputación en los temas estratégicos».