Amicus Meus trabaja en el confinamiento

D.C
-

La coral abulense y sus escolanías han aprovechado las nuevas tecnologías para mantenerse en contacto a distancia, seguir formándose y poner en marcha nuevas iniciativas, varias de ellas para compartir a través de las redes

Amicus Meus trabaja en el confinamiento

La coral abulense Amicus Meus ha convertido el largo tiempo de confinamiento iniciado el pasado 15 de marzo en un periodo no estéril o de distanciamiento entre sus integrantes, sino que, aprovechando las nuevas tecnologías para no poner freno a sus ganas de hacer cosas nuevas, se ha ‘movido’ mucho para que sus vocalistas estuviesen en un contacto permanente y activo, del que han salido interesantes proyectos.
María García, directora de la coral, explicó que «desde el primer día del confinamiento hemos procurado que la música no parase», y para conseguir ese objetivo «hemos estado en contacto a diario. A través del grupo de whatsapp que creamos hemos ido compartiendo cosas que hacíamos, recitales, exposiciones, para mantener vivas nuestras inquietudes culturales y para ampliar nuestra música de forma espontánea».
También a lo largo de estos dos largos meses la directora de la coral ha ofrecidos clases de técnica vocal a los integrantes de la coral, tres días a la semana con una duración de media hora a cada uno de ellos, y como «deberes» de esa labor formativa han resultado grabaciones que una vez arregladas han tomado la forma de un documento gráfico.
Además, añadió María García, «hemos puesto en marcha el proyecto de subir a youtube, para compartirlo, algunas de nuestras interpretaciones que creemos que suenan mejor y que no habíamos tenido tiempo de subido nunca a las redes». 
La última iniciativa que la coral ha puesto en marcha, a modo de cierre a finales de mayo de este raro ‘curso’ interrumpido por la pandemia, ha sido la recopilación y tratamiento de un puñado de vídeos de interpretaciones corales con las que su directora ha creado una pieza conjunta, un trabajo plural hecho a distancia que funde fotos con audios y que podrán compartir todos los ‘implicados’.
También para compartir, en este caso no solamente entre ellos sino también con otras personas o instituciones, Amicus Meus va a poner en las redes la primera grabación que hicieron del himno universitario Gaudeamus Igitur, que en varias ocasiones han ofrecido en clausuras de curso y que este año, por motivos de la crisis sanitaria, no van a poder ofrecer en directo en ningún centro. En paralelo, los alrededor de 40 miembros de la coral van a grabar y compartir el tema Mi corazón se muere de vivir, una canción que su directora, María García, comenta que «es como nuestro mantra».
No ha querido Amicus Meus olvidarse de sus escolanías, Amici Mei y Amici Mei Mini, en esta tesitura de mantener vivo el contacto a pesar de la obligatoriedad del distanciamiento social, y con ellas ha preparado la interpretación de dos canciones, siempre trabajando online: un cuento musical y el tema principal de la película musical La, la, land. 
Todas esas iniciativas, que se pusieron en marcha casi de forma espontánea recién iniciado el confinamiento y que “a falta de los ensayos habituales y de los conciertos nos han ayudado a estar en contacto y a seguir trabajando”, podrían tener su continuidad con la apertura de un mayor espacio en las redes sociales, en las que Amicus Meus dejaría para compartir alguna de las numerosas grabaciones que tienen de los recitales que han ofrecido tanto en nuestro país como en el extranjero.