Test negativos en las residencias de Mombeltrán y La Higuera

E.C.B
-

Pese a que la prueba del COVID-19 realizada a 170 mayores ha dado negativa, el Ayuntamiento no baja la guardia y en el centro municipal se ha repartido a los residentes en cuatro zonas para evitar posibles contagios

Test negativos en las residencias de Mombeltrán y La Higuera - Foto: MARIA MIMOSO , Fernando Chi

Los test para la detección del coronavirus realizados a los mayores de las residencias de Mombeltrán y La Higuera, a un total de 170 personas, han sido todos negativos. Así los han confirmado a través de redes sociales desde el Ayuntamiento, al tiempo que indican que «pese a ello, no se baja la guardia y por ejemplo en la residencia municipal se ha procedido a distribuir a los residentes en cuatro zonas independientes para evitar contagios generalizados y una zona más para pacientes con sintomatología compatible o positivos».
Desde el Consistorio quieren dar «las gracias y la enhorabuena» a los gestores y trabajadores de estas residencias por «su gran trabajo y dedicación» y recuerdan que recientemente se procedió por última vez a la desinfección de zonas sensibles y de más afluencia de Mombeltrán con el camión de la Mancomunidad del Bajo Tiétar, y con un camión de Medio Ambiente en La Higuera.
A comienzos de esta semana se procedió al reparto de las mascarillas elaboradas por más de 20 mujeres de la localidad, que fueron distribuidas por cinco efectivos de Protección Civil y ocho voluntarios.
Los agradecimientos municipales se hacen extensibles a las personas que han elaborado y repartido esas mascarillas, pero también a todos los vecinos de la localidad por «la labor desarrollada en conjunto para que dentro de la situación que vivimos, nos estemos dando ayuda y apoyo unos a otros». «Gracias a los médicos, enfermeros y resto de personal del centro de salud, a la Guardia Civil y Protección Civil de Mombeltrán, trabajadores de la residencia, farmacia, comercios, personas y empresas que se han ofrecido al Ayuntamiento para ayudar en lo posible, y gracias a las personas anónimas que tiran la basura y hacen recados y gestiones a quien lo necesita», señalan.