Un buen Real Ávila castiga a un mal Atlético Astorga

L.C.S
-

Triunfo de los abulenses ante uno de los equipos de la zona alta en un partido en el que el mejor juego y las ocasiones más claras correspondieron a los locales. El equipo de Miguel Ángel Miñambres cae de la zona de playoff a falta de dos jornadas

Un buen Real Ávila castiga a un mal Atlético Astorga - Foto: Belén González

El Real Ávila, que jugó mejor, castigó duramente a un Atlético Astorga que no debió dar su mejor versión en el Adolfo Suárez, porque visto lo ofrecido por el equipo de Miguel Ángel Miñambres sobre el campo abulense, no se entiende demasiado bien que esté peleando por la zona alta de la clasificación.
En este tipo de partidos queda siempre la duda de si  un equipo jugó mal, en este caso el Astorga, porque el rival le apretó, o es que no tuvo su día, pero lo cierto es que el Ávila demostró estar mejor que uno de los conjuntos que pelean por acabar en la zona de playoff, lo que habla muy bien de lo ofrecido ayer por el equipo de Jónathan Prado, lástima que no haya tenido ese mismo nivel en otros encuentros ante otro tipo de equipos.
Miguel Ángel Miñambres, técnico del Astorga, no debe tener muy buen recuerdo de Ávila. Aquí la temporada pasada su equipo no firmó su mejor rendimiento, y en la presente campaña su ex equipo le ha quitado seis puntos al Astorga, ya que le ganó en la primera vuelta y ayer también en un choque en el que la clave estuvo en lo bien que sujetaron los defensores abulenses a los hombres claves del rival. Puente estuvo prácticamente inédito anulado por Oli, Peláez entró muy poco en juego, y solo Javi Amor tuvo una actuación destacada, aunque fue de mas a menos y en el tramo final del choque prácticamente estuvo desaparecido.
El trabajo de Ramos y Peli en el centro del campo, junto con la movilidad de De Mesa y Mayorga por las bandas permitió que las mejores ocasiones del partido fueran las locales. Antes de que Peli marcara de penalty las oportunidades para haberse adelantado para los abulenses habían sido varias, casi siempre con De Mesa y Mayorga como protagonistas.
Si al comienzo del encuentro fueron los visitantes los que se fueron acercando al área de Alberto, que en el minuto 1 se llevó una amarilla por agarrar a Amor fuera del área, mediada la primera parte el campo se inclinó hacia el área del abulense Juan Berlana, que en el último minuto de la primera parte sacó con el pie un disparo cruzado de De Mesa que tenía toda la pinta de gol.
En la reanudación, cuando quien más quien menos esperaba que el Astorga, necesitado como estaba de la victoria, cambiara algo su forma de jugar, lo que se encontraron los aficionados locales fue un Ávila cuyo dominio fue creciendo hasta que en el minuto 77 un remate de cabeza de Oli a saque de córner era parado con las manos sobre la línea por Diego Bandera, porque el balón se colaba. Penalty y correspondiente roja al centrocampista visitante. Peli puso el 1-0 aunque Berlana estuvo a punto de pararlo, y si con 11 el Astorga no vio ni de cerca a Alberto, con diez ya no hubo más historia en el partido.