El Real Ávila sigue con paso firme en la puesta a punto

L.C.S
-

1-0. El equipo abulense derrotó al Atlético Tordesillas y suma dos victorias y un empate en los tres partidos que lleva de pretemporada

El Real Ávila sigue con paso firme en la puesta a punto - Foto: David Castro

Real Ávila.
Johan (Brian, 45’), Sito (Marcelo, 84’), Carlos Pascual, Tena (Molina, 89’), Andrés Llorián (Corona, 80’), Domingo (Álex, 62’), Enbi (Camilo, 45’), Rubén Ramiro (Cristian, 69’), Sergio Ramos (Ortiz, 87’), Manu Moreira (Calderón, 56’) y Rubiato (Corozo, 77’),
Gol.
1-0. Minuto 52. Andrés Llorián marca a la salida de un saque de esquina.

El Real Ávila continúa con paso firme en su preparación para la próxima temporada y tras imponerse por la mínima al Atlético Tordesillas suma dos victorias (ambas por 1-0) y un empate, en los tres encuentros que ha disputado hasta el momento en la pretemporada, con la particularidad de que todavía no ha encajado un gol en estos tres choques.
En el duelo contra los vallisoletanos los abulenses volvieron a demostrar que la solidez de su escuadra va camino de convertirse en una de las señas de identidad de la campaña liguera. Les cuesta a los rivales llegar al área abulense, pero también es cierto que los encarnados adolecen de profundidad en su juego. Hasta que Rubén Ramiro estuvo en el campo sí tuvieron algo de ese juego incisivo que se necesita para crear ocasiones de gol, pero no hubo un bagaje de oportunidades muy destacado. Si Ramiro resaltó en el todavía muy mejorable juego atacante del Ávila, en la faceta defensiva fue Carlos Pascual uno de los principales baluartes, muy certero en el corte y en las coberturas.
Tardó en llegar la primera ocasión del partido. Fue en el minuto 27 cuando Moreira se quedaba solo ante el portero del Tordesillas tras un gran pase de Ramiro, pero su disparo se estrellaba en el cuerpo del guardameta. Hasta ese minuto, mucho control de juego local, pero sin inquietar al rival.
Un cabezazo de Rubiato en el 39 fue le última ocasión en juego para el Ávila en la primera mitad, que la cerró con dos lanzamientos de faltas, uno de Ramiro y otro de Rubiato, que rozaron el gol.
En la segunda ocasión, casi en la primera aproximación, llegó el único gol del partido, cuando a la salida de un córner Ramiro peinaba en el primer palo y en el segundo el capitán Llorián anotaba de certero remate al primer toque.
Un disparo alto de Calderón con todo a favor en el 62 fue la última aproximación con peligro del Ávila, que con el carrusel de cambios perdió control en el juego, y lo pudo pagar porque, en el 63 el Tordesillas estrelló un balón en el palo y en el 89 pudo empatar.