Navalacruz despide al escultor de campeones

A.S.G.
-

Senén Fernández, autor de las esculturas dedicadas a Íker Casillas y Javier Fernández, fallece de coronavirus. «Era una persona que mantenía viva la llama de las tradiciones». De su manos Navalacruz recuperó la tradición de los harramachos

Navalacruz despide al escultor de campeones

El COVID-19 no distingue, no hace prisioneros, no importa quién ni cómo, no respeta nada. Tras de sí un duro reguero de tristeza, como el que estos días ha dejado en la pequeña localidad de Navalacruz, golpeada por el coronavirus allí donde más le duele. Con apenas 250 vecinos, todos son una misma familia. Y a la familia Fernández la ha golpeado con dureza. Tres hermanos, Montse, Héctor y Senén, el escultor de los campeones, el artista que plasmó en sus obras el respeto y la gratitud de la localidad hacia dos de sus vecinos más ilustres, Íker Casillas y Javier Fernández, dos deportistas cuyo recuerdo siempre estará presente en la localidad de la  mano de un escultor al que el coronavirus le ha robado sus proyectos.
Han sido días duros. Se marchó Héctor, apenas unos días antes se enterró a su hermana Montse y ‘ahora’ el COVID-19 se llevaba a Senén Fernández. La crueldad de la pandemia se hace visible por encima de los números.  
Seguirá recordando Navalacruz a su escultor, a su artista, a la persona que supo emocionar a Íker Casillas cuando una tarde de agosto de 2010 rendían homenaje al portero de la SelecciónEspañola. El entonces el portero del Real Madrid llegaba a su pueblo recién conquistado el Mundial de Sudáfrica 2010 y con la Eurocopa de Austria y Suiza 2008 ya en el bolsillo. Aún quedaban dos años para la Eurocopa de Polonia - Ucrania, pero el portero ya era una leyenda. Para su pueblo, de donde es Hijo Predilecto, siempre lo fue.
Un balón, un guante de portero con el nombre de Casillas inscrito, unos hierros en forma de raíces y una piedra de granito. Un símbolo para reflejar «la vinculación de Íker Casillas con Navalacruz. La piedra de granito representa la vida en Navalacruz y se une por unas estructuras de hierro con el guante, símbolo de Íker». Sencillo pero cuidado. Ningún detalle era gratuito. Como no lo era el sentir de portero tras su pérdida. «Ha sido un palo enorme.Tres hermanos de una familia. Senén era de esas personas que mantenía viva la llama de las tradiciones» reconocía Íker Casillas ante esta dura pérdida.
Modeló a Casillas en hierro y granito y modelaría cinco años después (2015) a Javier Fernández sobre roca. Otro campeón del Mundo. El patinador, que sería nombrado en 2019 Hijo Predilecto tras su retirada, sería representado por Senén con una obra esculpida sobre un ‘tablero’ de piedra con bloques cuadrados unidos para la ocasión sobre los cuales, y en bajo relieve, destaca la figura de un patinador realizando un ejercicio sobre hielo en una plaza que, además, lleva su nombre.
Se marcha un escultor pero también un pertinaz amante de las tradiciones. Hurgó en la memoria de los mayores para recuperar los harramachos, una ancestral mascarada de nuevo presente en Navalacruz gracias a su labor. Sus obras y su trabajo siempre serán su mejor recuerdo y su recuerdo siempre seguirá vivo en Navalacruz.

 

«Para el pueblo ha sido un palo enorme»

«Para el pueblo ha sido un palo enorme. Tres hermanos de una misma familia» confesaba Íker Casillas ante lo sucedido. «Senén era de esas personas que mantenían viva la llama de las costumbres, las tradiciones y demás en nuestro municipio. Una verdadera pena, al igual que la pérdida de sus hermanos» reflexionaba el ex portero de la SelecciónEspañola, que quiso dar el pésame «a sus familiares, porque allí nos conocemos todos desde siempre. Va a ser una etapa difícil para todos».