Tres pasos para salvar vidas

B.M
-

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, se comprometió a implementar diferentes desfibriladores en instalaciones municipales, ya que ahora solo hay dos fijos

Tres pasos para salvar vidas - Foto: David Castro

Tres pasos al alcance de todos pueden ser definitivos a la hora de salvar una vida. Y esos pasos fueron los que se  mostraron en la formación que impartió Protección Civil de Ávila en una carpa que se instaló en la plaza de Santa Teresa y que recibió la visita del alcalde, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, que no dudó en escuchar y poner en práctica las enseñanzas.
Además, aprovechó la oportunidad para dejar patente su compromiso de que en los próximos meses se implementarán distintos desfibriladores en instalaciones municipales puesto que actualmente solo existen dos fijos en la piscina cubierta y en la Ciudad Deportiva, además de los que puede tener Protección Civil, Policía o Bomberos. Sánchez Cabrera destacó la necesidad de que Ávila «sea una ciudad cardioprotegida», de ahí que se haya decidido poner en marcha esta instalación para «mejorar la seguridad y la calidad de vida».
Por otra parte, se refirió el alcalde a la celebración del Día Mundial de la RCP y el Europeo de Concienciación del Paro Cardiaco y destacó el trabajo que hace la agrupación de Protección Civil de Ávila con un trabajo «desinteresado por el bien de los abulenses» en el que destacó su preparación, formación y la profesionalidad que tienen quienes forman parte de la agrupación, así como su labor para «garantizar la seguridad» en los diferentes eventos, como se ha visto estos días en las fiestas de La Santa pero también en otros momentos como el Mercado Medieval y otros que se realizan habitualmente en Ávila.
Esa profesionalidad y formación de la que presumía el alcalde respecto a la agrupación de Protección Civil era la que se pudo ver en la carpa en la plaza de Santa Teresa donde con diferentes maniquíes se pudo practicar lo necesario para una RCP.
Desde Protección Civil, Fernando Nieto explicó la importancia de la concienciación de la población en un problema «de primera magnitud» que se ve en datos como las 24.500 paradas que se producen fuera del hospital. La importancia de saber intervenir ante este tipo de casos se ve en que por cada minuto de parada cae entre un siete y un diez por ciento la posibilidad de sobrevivir y de ahí que haya que saber intervenir a través de la denominada conducta PAS.
Esto supone comenzar con la protección, la del propio interviniente, quien lo sufre y quienes están allí para pasar después a alertar a los servicios de emergencia (112) y después ya llega el momento de socorrer. Socorrer comprobando la consciencia del afectado, con esa llamada al 112 y, si está inconsciente, viendo si respira (si no abriendo la vía echando la cabeza hacia atrás) y, si está en parada, con las compresiones que se tienen que mantener sin interrumpir y, si se sabe, con las ventilaciones.


Las más vistas