El sistema sanitario trabaja ya en recuperar su actividad

SPC
-

Los nuevos casos repuntan hasta los 465 en las últimas 24 horas, mientras que los 46 fallecidos suponen un 27 por ciento menos que en la jornada anterior

Sanitarios realizan pruebas para la detección del coronavirus en el exterior del Hospital Río Hortega de Valladolid. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

Las cifras sobre el nivel de ocupación media en hospitales y UCI extendidas alejan del «colapso» al sistema sanitario y da «cierto nivel de tranquilidad», como destacó la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien informó que se ha iniciado la planificación para recuperar la actividad normal en los hospitales.
En la rueda de prensa que ofrece diariamente, la consejera detalló que la ocupación media de los hospitales actualmente es del 66 por ciento, un dato que se incrementa hasta el 74 por ciento en el caso de las UCI extendidas.
Asimismo, explicó que el último balance entre ingresos y altas hospitalarias es de -174 y reconoció que donde la situación actual probablemente sea más dura aún será en las unidades de cuidados intensivos.
Casado avanzó que en una reunión celebrada el pasado lunes los gerentes de todas las áreas hospitalarias y de Atención Primaria de la Comunidad trasladaron un mensaje generalizado de «reducción de presión asistencial». «Nos transmiten cierto nivel de tranquilidad, lo que nos alegra muchísimo», manifestó la consejera, quien informó que se ha iniciado el reparto nominativo de pantallas faciales para todos los profesionales.
Asimismo, se abordó la «desescalada» en el ámbito sanitario, lo que significa la recuperación paulatina de la actividad normal. «Hay plantas de hospitales que se pueden empezar a utilizar para normalizar la actividad médica y quirúrgica, esto nos indica que tenemos que valorar posibilidades y medidas que deben volver a poner en marcha», aseguró la consejera.
No obstante, Castilla y León sumó ayer 465 nuevos casos confirmados de personas infectadas por coronavirus, frente a los 367 del día anterior, por lo que la asciende a 9.581, un 5,10 por ciento más, según los datos aportados por Casado, que aclaró que van a crecer porque actualmente se hacen más test.
En este sentido, explicó que los datos futuros no deben alarmar sino que que responderán a «un conocimiento más real» de lo que pasa en Castilla y León, donde el registro de declaración de enfermedad obligatoria de Medora tiene contabilizados 36.007 casos entre sospechosos, posibles y confirmados.
Además, los fallecidos superan por primera vez el millar de personas (1.028), con 46 casos más en las últimas horas (un 27 por ciento inferior respecto al lunes), mientras que las altas hospitalarias alcanzan ya las 2.988 tras sumar otras 277.
Unificar criterios

Por otro lado, la Junta ha pedido al Gobierno que se unifiquen los registros de incidencia, prevalencia y cómputo de fallecimientos para que todas las comunidades ofrezcan datos homogéneos con la incidencia real.
Casado manifestó que esa es una de las peticiones transmitidas en el encuentro celebrado el lunes entre los consejeros autonómicos de sanidad y el ministro, Salvador Illa.
«Nos preocupa sobremanera», aseguró la consejera, en referencia a los datos que comunican las comunidades al Ministerio, donde la Junta informa en el registro de Medora tanto de los casos confirmados como de los posibles.
«Hay que dar una foto real de la situación», aseveró Verónica Casado, aunque sostuvo que los ingresados dan una buena perspectiva de la situación.