Solosancho festeja a su patrón recordando a los fallecidos

E.Carretero
-

Un repique de campanas y un minuto de silencio fueron el homenaje que los vecinos dedicaron a las víctimas durante el estado de alarma en la festividad de San Juan ante Portam Latinam, jornada en la que los niños fueron también protagonistas

Este miércoles debía de haber sido un día de fiesta en Solosancho, Baterna, Robledillo y Villaviciosa teniendo en cuenta que cada 6 de mayo se celebra el día grande de las fiestas patronales dedicadas a San Juan ante Portam Latinam. Y si bien es cierto que debido a la situación actual derivada del estado de alarma decretado por el coronavirus las fiestas no se han celebrado como es habitual también lo es que el Ayuntamiento no ha querido dejar pasar la oportunidad de festejar al patrón aunque haya sido de un modo diferente. 
Así, este miércoles el alcalde de Solosancho, Jesús Martín, se dirigía a los vecinos mediante un vídeo distribuido por whatsapp y por las redes sociales  en el que destacaba que las fiestas en honor a San Juan «han unido siempre a los vecinos alrededor del patrón en un ambiente festivo donde se comparte devoción, amistad y alegría». Aprovechó también el alcalde este mensaje para pedir a los habitantes de estos núcleos de población que no desfallezcan «a pesar de la tristeza por la pérdida dolorosísima de algunos de nuestros vecinos, aunque tengamos esa sensación de desaliento que sin duda nos embarga a todos». Así mismo, Martín trasladó su «firme determinación de luchar con todos los recursos de que dispone el Ayuntamiento para superar lo que ha ocurrido en las últimas semanas», haciendo hincapié en «el carácter de pueblo solidario que se une siempre para la diversión, pero mucho más en la lucha contra la adversidad».
De hecho, el programa de fiestas patronales elaborado para este año ha estado marcado por el recuerdo a los vecinos que han fallecido durante las últimas semanas desde que se decretó el estado de alarma. Así ocurrió, por ejemplo, con el toque de campanas a las doce de la mañana, a la vez que también a las ocho de la tarde, cuando desde el Ayuntamiento se animó a todos los vecinos a dedicar  un minuto de silencio en recuerdo de todas aquellas personas, especialmente de los habitantes de Solosancho y sus anejos, que durante las últimas semanas han perdido la vida tanto por el COVID-19 como por otras causas.
Pese al recuerdo, en el programa de fiestas patronales de este año también ha tenido espacio la diversión y también tradiciones tan esperadas como la del aperitivo, de tal forma que a la una de este miércoles desde el Ayuntamieto se convocó a los vecinos para que cada uno desde su casa, pero como acto colectivo, se tomara ese aperitivo que otros años, y en condiciones normales, se comparte con amigos, vecinos y familiares por los bares del pueblo. 
Pero sin duda los grandes protagonistas de la jornada festiva fueron los niños, teniendo en cuenta que el propio alcalde  visitó casa por casa, y guardando lógicamente todas las medidas de seguridad necesarias, a los vecinos más pequeños, a los que entregó pinturas y material de dibujo, así como un diploma con el nombre de cada uno de ellos en el que se destaca el buen comportamiento y la solidaridad mostrada durante estas semanas de confinamiento. 
Además, desde el consistorio se anima a todos los niños y niñas de la localidad a que realicen un dibujo representando rincones de Solosancho, Baterna, Robledillo y Villaviciosa, teniendo en cuenta que las obras recibidas formarán parte de una exposiciones que cuando las condiciones sanitarias lo permitan se mostrará en el Centro Cívico tras una inauguración con marcado carácter festivo.