La pandemia frena la buena marcha de la licitación pública

E.Carretero
-

En los tres primeros meses de este año, y hasta la declaración del estado de alarma, los proyectos licitados por las administraciones públicas en esta provincia aumentaron un 41 por ciento, si bien algunos ya han sido anulados

La pandemia frena la buena marcha de la licitación pública

En el periodo acumulado entre los meses de enero y marzo, y en este caso hasta antes de la declaración del estado de alarma, en la provincia de Ávila las administraciones publicas  había licitado obras por valor de 23,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 41,92 por ciento respecto al mismo trimestre del pasado año cuanto la licitación de obra oficial alcanzó los 16,7 millones, según datos de la Cámara de Contratistas de Castilla y León. Se trata de un incremento ligeramente superior al registrado en el conjunto de la Comunidad donde la licitación pública durante el primer trimestre de este 2020 registró un aumento interanual del 40,1 por ciento.
Por administraciones, la más inversora en este sentido durante el primer trimestre de este año fue la regional, con el 96,7 por ciento de las licitaciones públicas de esta provincia. En concreto, en el primer trimestre la administración regional licitó en Ávila trece proyectos con un presupuesto total de 22,9 millones de euros, lo que supone un incremento del 740 por ciento respecto a las licitaciones realizadas en el mismo periodo del año anterior.
Por su parte, y según la información aún con datos provisionales de la Cámara de Contratistas de Castilla y León, la administración local licitó entre los meses de enero y marzo en la provincia de Ávila cinco proyectos por valor de 3,3 millones de euros, lo que supone un descenso de la actividad del  93,6 por ciento respecto al dato del año anterior.
Por último, y según estas mismas fuentes, en los tres primeros meses de este año la administración central no había realizado ninguna licitación pública en nuestra provincia frente a los siete que licitó en el mismo periodo del pasado año.
Sin embargo, la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus ha frenado la buena evolución que la obra pública mostraba en los primeros meses de este año. De hecho, desde la Cámara de Contratistas de Castilla y León apuntan que desde el pasado 14 de marzo en la región se han suspendido o aplazado 139 licitaciones en curso por un valor total de  168 millones de euros. En concreto, en la provincia de Ávila la situación de alarma provocada por el COVID-19 ha afectado de momento a dos proyectos, en este caso a las obras de reforma de la terminal de autobuses de Arenas de San Pedro, trabajos licitados por la Dirección General de Transportes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente por algo más de 214.700 euros, así como también a los sondeos de abastecimiento proyectados en la localidad de Muñogalindo, obra civil licitada en este caso por la Dirección General de Carreteras e Infraestructuras dependiente de la misma Consejería.
También se ha visto afectada por la irrupción del coronavirus la licitación del Ministerio de Interior para la prestación del servicio integral de mantenimiento de los centros penitenciarios de Ávila y Valladolid, proyecto presupuestado en más de 605.000 euros y que también incluye el mantenimiento del Centro de Inserción Social de la capital vallisoletana y de la unidad de atención a población reclusa existente en el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila.
Además de la suspensión de las licitaciones en curso desde el pasado 14 de marzo, también se ha paralizado, casi en su totalidad, la publicación de nuevos contratos. «Esto, antes o después se verá reflejado en los datos», advierte la Cámara de Contratistas de la Comunidad que apunta que los efectos de esta crisis sanitaria en la licitación de obra oficial se dejarán notar en el segundo trimestre del año.  «Tememos dadas las circunstancias», lamentan, que arrojen cifras «muy negativas que rompan la evolución positiva» del primer trimestre.