PP reprocha el uso de un protocolo de gripe en residencias

E.C.B
-

La diputada Alicia García intervino este viernes en la sesión de control del Congreso con una interpelación al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en la que criticó que durante 16 días aplicaran ese "protocolo desfasado" en las residencias

PP reprocha el uso de un protocolo de gripe en residencias

La diputada del Partido Popular por la provincia de Ávila, Alicia García, intervino este miércoles en la sesión de control al Gobierno celebrada en el Congreso con una interpelación al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en la que le reprochó que «tras certificarse la primera muerte por Coronavirus en una residencia, el pasado 3 de marzo, la primera medida adoptada por el Gobierno fue el Protocolo del 5 de marzo que insta a las residencias, literalmente, a seguir para el coronavirus estrictamente los mismos protocolos que para prevenir una gripe».
Preguntó en ese sentido la parlamentaria abulense a Iglesias «¿por qué mantuvieron vigente un protocolo desfasado para nuestros mayores en residencias durante 16 días?», al tiempo que le acusó de anunciar medidas y publicar órdenes «olvidando que las residencias no son hospitales sino hogares», como la orden que dice que «el personal que ha tenido contacto estrecho con casos positivos y no presente síntomas, siga trabajando». «¿Así protege a los profesionales? ¿así a nuestros mayores?», añadió.
García advirtió en su intervención en la Cámara Baja de que «el 49 por ciento de las residencias puede tener dificultades para aislar, y que para aislar a los casos positivos hacen falta test». Sin embargo, «cinco semanas después siguen sin llegar test, ni equipos de protección individual ni material sanitario», subrayó la diputada del Grupo Popular.
«Señor Iglesias, es difícil hacer todo bien, pero más difícil es hacerlo todo mal. Cinco semanas después, ¿puede decirme cuántos mayores han muerto en residencias con coronavirus?», manifestó Alicia García, quien criticó al vicepresidente segundo del Gobierno por estar «más ocupado en ser importante que en ser útil» a España. «Ha estado más ocupado por estar en el CNI que en proteger a los 370.000 mayores que viven en residencias y a los 180.000 profesionales que están en primera línea sin medios», concluyó.