Los centros de mayores avisan de «colapso» si no llegan epis

SPC
-

El sector exige una respuesta «responsable» del Estado sobre los equipos de protección individual en breve para evitar una «catástrofe incalculable»

Unos bomberos desinfectan una residencia de mayores. - Foto: Rubén Serrallé

Las empresas dedicadas al cuidado de personas mayores, que atienden a más de 380.000 usuarios en los cerca de 5.500 centros existentes en España, lanzaron ayer una voz de alarma y advirtieron del «colapso» del sistema si sus trabajadores no cuentan «urgentemente» con equipos de protección individual (epis) como mascarillas, guantes, batas y gafas. Ante una situación insostenible, el sector de las residencias exige una respuesta «responsable» del Estado en las próximas horas para evitar una «catástrofe incalculable».
Un duro comunicado conjunto de la Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (Aeste) y el Círculo Empresarial de Atención a las Personas (Ceaps) exige al Ministerio de Sanidad que traslade a las empresas y trabajadores la situación real de suministro de epis; haga llegar de inmediato a todos los centros los materiales necesarios de protección para que los profesionales puedan desarrollar su trabajo en condiciones de seguridad; se considere a los trabajadores de los centros y servicios sociosanitarios como personal sanitario nivel 1 mediante certificación oficial para que puedan hacerles la prueba de la enfermedad y se permita seguir trabajando al personal sanitario en los centros y servicios sociosanitarios para evitar el colapso de los hospitales.
Además, reclaman que las personas mayores atendidas, cuando los síntomas respondan, deberían hacerse la prueba de manera preferente para prevenir contagios con otros residentes y así poder tomar las decisiones oportunas en cada uno de los centros.
No en vano, el sector recuerda que las personas que cuidan en sus centros, y también a través de los servicios de ayuda a domicilio y teleasistencia, son uno de los colectivos más vulnerables al coronavirus, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), según informa Ical. «Llevamos semanas tomando medidas para prevenir el contagio de personas en nuestros centros y el resultado, hasta ahora, ha sido magnífico», sentencia.
Añade que las residencias afectadas no llegan a diez en todo el país gracias a la prevención, la profesionalidad y los protocolos establecidos por las entidades que las gestionan. «Hemos colaborado a evitar el colapso del sistema sanitario y estamos satisfechos de nuestra aportación. Actualmente somos la única barrera capaz de contener el colapso inmediato del sistema sanitario», añade la nota.
aislamiento. En cuanto a los criterios de aislamiento, el sector recuerda que en las residencias hay un número elevado de personas vulnerables y los recursos son limitados. «Si debemos aislar a todas las personas con síntomas pero sin que confirmación de la enfermedad, estaremos complicando mucho el funcionamiento ya que las medidas preventivas serán muy importantes», considera.