Más horas a internet que a dormir

SPC
-
Una persona consulta internet en su lugar de trabajo - Foto: Tomás Fernández de Moya

Los castellanos y leoneses son los españoles que más tiempo pasan conectados al mundo virtual, once horas diarias

Ordenadores, tabletas, ‘smartphone’, televisiones, videoconsolas, etcétera.El abanico de formas de conectarse a internet es interminable, y, a tenor de los datos, está acaparando tiempo y horas que antes se dedicaban a cualquier otra actividad. Tal es su importancia que los castellanos y leoneses son los españoles que más tiempo pasan conectados a internet, con la mitad de su tiempo (48%). Si una semana tiene 168 horas, los habitantes de la Comunidad dedican 81 de ellas en el mundo virtual, según el informe Digital Consumer 360, realizado por Nielsen y Dynata. En este sentido se trata del territorio que más se conecta del país, siete horas semanalmente más que la media española, donde se contabilizan 74 horas.
Los usuarios de Castilla y León pasan más horas en internet que durmiendo, más de once horas de media frente a las ocho de dormir. Sin embargo, saltan de dispositivo en dispositivo. Así, destinan una media de 32 horas a la semana conectados al smartphone, 32 al ordenador y 12 a la tableta, como apunta el informe recogido por Ical.
De hecho, en muchas ocasiones se produce un ‘efecto doble pantalla’, determinante para que los anunciantes puedan cerciorarse de que los usuarios prestan atención y retienen los mensajes e internet como canal de compra. Al respecto, nueve de cada diez de usuarios ven la televisión y se conectan al mismo tiempo.
Si el momento coincide con la tarde-noche, es «muy probable» que el usuario utilice la tarjeta de crédito o se informe de futuras compras, tal y como hace un 21 por ciento de castellanos y leoneses, que entre las 18 y las 22 horas «se van de shopping virtual, el llamado nuevo prime time del consumo».
vida digital. La responsable de Medición Online de Nielsen España, Maira Barcellos, aseguró que «si las marcas no entienden al consumidor digital, están perdiéndose casi la mitad de la semana de su vida». «Mucho tiempo de exposición que hay que conocer y entender para atinar y hacer eficientes sus campañas publicitarias. No entender su vida digital es no entender su vida. Son muchos euros que se pierden y el riesgo es mayor a medida que aumentan los dispositivos y los canales. De ahí la importancia de esta fotografía del consumidor digital, de saber cómo, cuándo, dónde y para qué se conecta», comentó.