El Fogasa abonó hasta septiembre más de 755.000 euros

B.M
-

Se incluyó a 116 personas que recibieron una media de 6.511 euros. Prácticamente hay el mismo número de hombres que de mujeres, pero ellos 'cobraron' más

El Fogasa abonó hasta septiembre más de 755.000 euros - Foto: Tomás Fernández de Moya

El Fogasa, organismo autónomo adscrito al Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que garantiza a los trabajadores la percepción de salarios, indemnizaciones por despido o extinción de la relación laboral pendientes de pago a causa de insolvencia o procedimiento concursal del empresario, abonó hasta el mes de septiembre 755.368 euros a trabajadores de Ávila, una buena parte de ellos correspondientes a indemnizaciones.
En concreto, del pago realizado en los nueve primeros meses del año, más de 496.000 euros son precisamente parte de las indemnizaciones, mientras que el resto corresponde a los salarios.
Resulta significativo que aunque el número de trabajadores afectados es muy parecido en hombres y mujeres, 60 frente a 56, las cantidades abonadas son mucho más altas para los primeros. En concreto, se abonó más de 491.000 euros a los hombres mientras que las mujeres no llegaron a los 264.000.
Estos datos corresponden a los 108 expedientes que se tramitaron a través del Fogasa entre los meses de enero y septiembre de este año y que corresponden a 35 empresas. El número de trabajadores afectados asciende a 116, lo que quiere decir que lo que se abonó como media fueron 6.511 euros para cada uno de ellos.
En cuanto a los datos del último año, los correspondientes a 2018, se ve que el Fogasa abonó cerca de 931.000 euros a un total de 209 trabajadores de la provincia de Ávila. Es el montante anual más bajo de los registrados desde el año 2009, cuando la cantidad se quedaba en poco más de 867.000 euros, aunque en el caso de los trabajadores beneficiados por las prestaciones la cifra es la más alta desde 2014. El volumen de los expedientes gestionados, hasta 194 a lo largo del año pasado, también es el más elevado de los últimos cuatro ejercicios. 
Entre las causas que explican esta situación, el Fogasa precisaba en su última memoria anual y así lo recogía Diario de Ávila, que se encuentra que la protección está llegando a un elevado número de trabajadores y que el aumento de expedientes es proporcionalmente mayor que la cuantía del gasto porque el importe recibido por cada trabajador es menor, al haberse reducido el cómputo del salario mínimo interprofesional para determinar la cuantía a percibir, pasando del triple al duplo.
En cuanto a los datos de 2017, la cifra también se situó en torno al millón de euros, en ese caso con 153 trabajadores afectados. En los ejercicios entre 2011 y 2014, con más impacto de la crisis, el volumen fue superior.