"En 3 días hemos enterrado a tres personas, es muy triste"

Mayte Rodríguez
-

Solana del Rioalmar (165 habitantes) acaba de despedir a dos hermanos fallecidos con un día de diferencia, «uno dio positivo, al otro no le hicieron la prueba, pero los síntomas eran iguales»

"En 3 días hemos enterrado a tres personas, es muy triste"

Solana del Rioalmar está viviendo su particular pesadilla, escrita con los nombres y apellidos de los vecinos que se ha cobrado el Covid-19 en un pueblo de tan solo 165 habitantes. El coronavirus se ha llevado por delante la vida de dos vecinos, dos hermanos de 88 y 90 años. A uno le enterraron el jueves, al otro  el sábado. El viernes también hubo  ceremonia fúnebre en el cementerio, allí también recibieron sepultura los restos de una mujer que residía en Madrid pero oriunda de Solana del Rioalmar. 
«No sabemos cómo se contagiaron los dos hermanos; uno murió en casa y al otro se lo llevaron al hospital, allí estuvo ingresado pero no salió con vida», apunta el alcalde, Juan José Martín, al tiempo que aclara que al que murió en el hospital sí se le llegó a hacer la prueba del Covid-19 y dio positivo. «Al que falleció en el pueblo creo que no se le hizo, pero los síntomas que tenía eran los mismos, los que en televisión explican que son los del coronavirus».
«En tres días hemos enterrado a tres personas», lamenta el regidor, quien hace hincapié en la «tremenda tristeza» de «tener que despedir a los dos vecinos sin la compañía de sus familiares» precisamente porque varios de ellos ya estaban en aislamiento domiciliario porque habían mantenido contacto con los fallecidos. Entre ellos, una hermana viuda de ambos, que «se encuentra muy triste por las dos pérdidas tan seguidas y, además, está sola en su casa también con síntomas, aunque parece que está mejor», nos cuenta. 
Y es que todavía hay «cinco vecinos» de Solana del Rioalmar «con síntomas que permanecen aislados en sus domicilios» bajo la supervisión del médico y de la enfermera, señala Juan José Martín, que confiesa que la población está afrontando esta situación con «mucho miedo porque aquí viven sobre todo personas mayores, que tienen mucho riesgo de contagio».

LEA EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN IMPRESA DE DIARIO DE ÁVILA