Los testamentos vitales crecieron un 56,9 por ciento en 2019

M.M.G.
-

80 abulenses manifestaron de manera anticipada su voluntad sobre los cuidados y el tratamiento de su salud

Los testamentos vitales crecieron un 56,9 por ciento en 2019

Quizá no todo el mundo lo sepa pero lo cierto es que cualquier persona mayor de edad, capaz y libre puede manifestar anticipadamente su voluntad sobre los cuidados y el tratamiento de su salud o, una vez llegado el fallecimiento, sobre el destino de su cuerpo o de sus órganos, con el objeto de que ésta se cumpla en el momento en que llegue a situaciones en cuyas circunstancias no sea capaz de expresarla personalmente. 
Para eso en Castilla y León existe el Registro de Instrucciones Previas. Aquí, la Ley 8/2003, de 8 de abril, sobre derechos y deberes de las personas en relación con la salud, contempla la regulación de las instrucciones previas y establece que para que sean válidas éstas deben constar en un documento escrito y formalizarse siguiendo alguno de los tres procedimientos previstos. 
Hablamos de la posibilidad de hacerlo ante notario; ante personal al servicio de la Administración designado por la Consejería de Sanidad; o ante tres testigos mayores de edad y con plena capacidad de obrar, de los cuales dos, como mínimo, no deberán tener relación de parentesco hasta el segundo grado ni estar vinculados por relación patrimonial u otro vínculo obligacional con el otorgante. 
Pues bien, de esta forma, desde el año 2003, los ciudadanos de Castilla y León pueden formalizar documentos de instrucciones previas.   Y lo cierto es que desde entonces, muchos han sido los castellanos y leoneses en general y abulenses en particular, que así lo han querido dejar por escrito.
En el caso de Ávila y desde el año 2008 (fecha en la que arrancan los datos facilitados por la Junta de Castilla y León a este diario) han sido 517 los abulenses que han rellenado su documento de instrucciones previas, también conocidas como voluntades anticipadas o testamento vital.
En ese histórico, el año en el que más abulenses se decidieron a completar el formulario fue precisamente el año pasado, cuando 80 abulenses cumplieron de una u otra manera con el trámite.
Como decimos, es la cifra más  alta. Antes, el dato se había quedado en los 51 de 2018 (lo que se traduce en que la cifra alcanzada en 2019 supone un incremento del 56,9 por ciento respecto al año anterior) ; los 60 de 2017; los 65 de 2016; y los 28 de 2015. Y a todos ellos hay que sumar los 233 que cumplimentaron el trámite entre los años 2008 y 2014.
A nivel regional, la cifra crece hasta los 12.830 testamentos vitales registrados entre los años 2008 y 2019.
La provincia que encabeza las nueve de la región en lo que a instrucciones previas se refiere es Valladolid, con 3.349. Le siguen León (2.511); Burgos (2.267); Salamanca (1.799); Palencia (706); Zamora (619); Segovia (530); Ávila (517); Soria (395); y otras comunidades autónomas (137).
Perfil del usuario. ¿Y existe un perfil de la persona que decide dejar por escrito sus últimas voluntades? Lo cierto es que a la vista de as estadísticas puede asegurarse que sí: mujer y de 58,9 años de edad es la mejor descripción de la mayoría de las personas que en Ávila deciden resolver este trámite. De hecho, de las 517 personas contabilizadas desde 2008, 326 fueron mujeres y el resto (191) hombres. Y en lo que respecta a la edad, los 58,9 años de medida de Ávila son algo inferiores a los 59,3 años de medida en Castilla y León.
Las tablas también hacen referencia a la manera de formalización de esas instrucciones previas. Así descubrimos que los abulenses prefieren en su mayoría realizar el trámite ante el personal al servicio de la Administración (el año pasado lo hicieron 60 de las 80 personas). Doce optaron por acercarse a un notario. Y ocho lo hicieron ante testigos.
En lo que se refiere al contenido de esas instrucciones previas tenemos que echar mano de los datos regionales, que nos dicen que la gran mayoría, el 80,1 por ciento de las personas, optó por dejar claro tanto los cuidados y el tratamiento médico que querrían recibir llegado el caso como el destino de sus cuerpos y la posible donación de órganos. Un 19,6 por ciento sólo especificó la primera parte. Y apenas un 0,3 por ciento sólo hizo mención a sus deseos respecto al destino de sus cuerpos y órganos.?