El deporte de Ávila se rinde a Julio Jiménez

A.S.G.
-
El deporte de Ávila se rinde a Julio Jiménez - Foto: David Castro

Carlos Sastre, Pedro Delgado, Ángel Arroyo, antiguos compañeros de equipo y el ciclismo abulense quisieron arropar a ' El Relojero de Ávila' en el emotivo homenaje organizado por la Asociación Abulense de la Prensa Deportiva durante la 46 Gala del De

No fue una gala más.Ninguna lo ha sido. 46 ediciones suma ya la Gala Abulense del Deporte y todas ellas han sido especiales. Pero anoche el reloj del tiempo se detuvo en el Lienzo Norte para rendir un homenaje merecido a Julio Jiménez, ‘El Rejolero de Ávila’, cuando se cumplen 50 años de su retirada del ciclismo profesional. Se detuvo el tiempo entre los recuerdos y las anécdotas de aquellos que fueron protagonistas del ‘otro’ ciclismo, el de  las hazañas, el sufrimiento y la superación. Historias como las  de un joven aprendiz de relojero que en sus ratos libres cogía la bicileta –«lo hacía por ElBarraco porque Navalmoral era de tierra y si pinchaba me tocaba esperar el autobús de línea»–  soñando que algún día sería ciclista profesional. Y lo fue. Uno de los más grandes. Le costó llegar –hasta los 25 años no sería profesional y no debuto en el Tour hasta los 30– pero cuando llegó, lo hizo para ser uno de los mejores escaladores de todos los tiempos. Así arrancó todo, una historia de ciclismo en los tiempos de Anquetil, Poulidor,  Bahamontes, Eddy Mercks... Una historia que es suya pero que también es la historia del ciclismo de Ávila.Porque sin saberlo conJulio Jiménez –y Esteban Martín– arrancaba lo que se conocería con el paso de los años como el ‘clan de los abulenses’.Seguirían Enrique Sanchidrián, Ángel Arroyo, Jesús Hernández Úbeda, José María Jiménez ‘Chava’, Jesús Rodríguez ‘El Pajarillo’, Paco Mancebo, Pablo Lastras, Carlos Sastre, David Navas, Diego Rubio, Nacho Pérez o David González, entre otros. Pasado, presente y futuro de un deporte que le debe mucho a Julio Jiménez –«ha sido el espejo en el que se han mirado muchos»– y que se lo demostró en una noche en el  quiso volcarse con una de esas figuras del deporte que hicieron posible colocar el nombre de Ávila en el mapa.           
Nadie quiso perderse la oportunidad de acompañar  al ciclista abulense en ‘su’ homenaje. Ni siquiera sus antiguos compañeros. Unos lo hicieron por vídeo, como Marine, Castelló, Goyeneche, Mendiburu... Otros lo hicieron de manera presencial, como Chomin Perurena y Carlos Echevarría que, junto Pachi Inchausti, le hicieron entrega de un maillot.
Y en el homenaje a uno de los mejores escaladores en la historia del ciclismo –ganó en tres ocasiones el Premio de la Montaña del Tour y la Vuelta– no podían faltar otros grandes de la montaña como Ángel Arroyo, Pedro Delgado –«si hubiera tenido más mala leche hubiera ganado un Tour »– o Carlos Sastre, que arroparon a Julio en una noche en la que puso el Lienzo Norte a sus pies.    
Un inicio por todo lo alto para una gala que tuvo su continuidad con las menciones especiales a Álvaro Muñoz y David Mayoral, por sus respectivos ascensos a ACByPrimera, así como a David Terleira y Marta Delgado como máximos goleadores en Tercera y la Regional Femenina de Fútbol Sala en la 2017-18.
Tras ellos, los premios. Un largo listado que encabezaron los hermanos Fernández, Agustín y Joaquín, campeón de Europa Absoluto de Trec y bonce en el Europeo Júnior respectivamente. Con el Campeonato Británico de Velocidad bajo el brazo subió el joven piloto de Piedralaves Víctor Rodríguez, mientras que a sus 16 años lo hacía Sergio Heredero y su bronce individual y la plata por equipos con la SelecciónEspañola en el Campeonato del Mundo Mosca Juventud. Marta Muñoz volvió al escenario del Lienzo Norte tras una nueva temporada en el panorama profesional e internacional, mientras que Noel Martín, otro de los habituales, compartió escenario con su madre, Maite Infante. Madre e hijo sobre el escenario –«ella me inculcó el gusanillo del deporte pero ya la inculqué el del ciclismo»– con un campeonato de Europa de Mountain Bike de Ultramaratón y el bronce en el Mundial de Ciclismo Adaptado respectivamente en las vitrinas. Siguió siendo el ciclismo una disciplina de peso en la noche del jueves con David González, que disputó el Tour del Porvenir con la SelecciónEspañola Sub’23. Con la Selección Española estuvo Nacho Pérez en los Juegos del Mediterráneo.No fue el único. Laura Naranjo, jugadora del Club Voleibol Haris, compartió la experiencia. Voló desde Canarias para estar en Ávila. «Me siento afortunada de ser abulense» afirmó.  No pudo estar Daniel Rincón por encontrarse de viaje pero no faltó Paula Arias, que en el 2018 se despidió de la categoría júnior. «Fue un año del que disfruté mucho y del que me acordaré siempre».  
Premio y exhibición. Todo en uno de la mano del joven Álvaro López, campeón de España de Freestyle y que disputó el Mundial en 2018 y que ‘regaló’ a los presentes una muestra de su habilidad.
Si el ciclismo tuvo un peso importante en la XLVIGala del Deporte Abulense, no menos el atletismo. Lo hizo con dos veteranos como Roberto Garcinuño y Jacqueline Martín, dos campeones de Europa –triple salto y media maratón– y una promesa en firme. Andrea Jiménez recibía el premio de la AAPD tras un 2018 en el que, entre varios títulos nacionales, disputó los Juegos Olímpicos de la Juventud y el Campeonato de Europa sub’18. «Estamos entrenando duro para que lleguen cosas muy bonitas» prometió. Seguro que llegan.
Una gala que fue posible gracias a la colaboración de instituciones como la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Ávila, y de empresas como Cafés Baqué, Idea Publicidad, Coca Cola, Automóviles Cervera, Alain Afflelou, Lienzo Norte, Chapa y Pintura Samuel Villacastín y el centro de ocio y deporte El88.