Temo más tus ojos que tus voces

E.Carretero
-

La Biblioteca Pública muestra hasta el 31 de octubre una sobrecogedora exposición en la que los versos de Begoña Jiménez y las fotografías de Gretel Jombart tratan de concienciar sobre la dramática realidad de la violencia de género

Temo más tus ojos que tus voces - Foto: David Castro

Ya dejé atrás tus voces y tu odio, ya no soportaré más tu maltrato, ya no caminaré con un zapato, mi vida para siempre ya custodio. Este cuarteto lleno de valentía y fuerza es la primera estrofa de uno de los sonetos que protagonizan la exposición ‘Poesía y Fotografía Contra la Violencia de Género’, una muestra compuesta por los versos de Begoña Jiménez y las imágenes de Gretel Jombart con la que sus autoras pretenden remover la conciencia sobre un problema al que, desgraciadamente por la cantidad de casos, nos hemos ido acostumbrando. «La violencia de género me recuerda un poco al terrorismo de ETA, a los años en los que había tantos atentados con víctimas», apunta Jiménez para hablar de una situación a la que, lamentablemente, hemos llegado a habituarnos.
La muestra, compuesta por catorce fotografías y siete sonetos, busca evidenciar la realidad de un problema que a veces empieza de forma muy sutil y que también se da entre los jóvenes, que muchas veces sin embargo no saben identificar estas situaciones, lamenta Jombart. «Por qué no estabas en el ‘insti’ esta mañana?», se puede leer en un mensaje de móvil que muestra una de las fotografías de esta sobrecogedora exposición que poco a poco introduce al espectador en una situación dramática en la que las imágenes y los versos muestran el temor, la angustia, la agonía y el abatimiento que sufren no solo las víctimas de la violencia de género de manos de sus maltratadores sino también el que en no pocos casos sienten también los hijos de estas.
Los sonetos de Begoña Jiménez, miembro de la Asociación de Novelistas  ‘La Sombra del Ciprés’, ayudan al espectador a ahondar más en lo que sienten las víctimas de violencia de género, sentimientos que también reflejan con gran fuerza las imágenes de Gretel Jombart,  quien también pertenece a  la Asociación de Fotógrafos de Ávila (AFA). Imágenes y versos que sirven de altavoz al grito ahogado de las víctimas de violencia de género y que muestran también de forma clara esta dramática realidad. Así ocurre, por ejemplo, con la imagen de la puerta del cementerio de Pradosegar o con otra donde una mujer se muestra con la boca tapada con esparadrapo y la cara pintada con las palabras «zorra», «puta» e «inútil», o con versos como «temo más a tus ojos que a tus voces».
Pero pese a su crudeza, en esta muestra también hay espacio para la esperanza que refleja la fotografías en la que alguien corta con unos alicates las cadenas que unen las muñecas de un hombre y una mujer y que se acompaña del soneto con el que daba comienzo este artículo y que concluye con este terceto:«De un manotazo intercambié los roles: ahora ya me libré de la costumbre, ya nunca dejaré que me controles».   
La muestra, que se podrá visitar en la sala de exposiciones de la Biblioteca Pública hasta el 31 de octubre, se inauguró el pasado abril en Pradosegar, localidad en la que viven ambas artistas a las que en su día el Ayuntamiento de este municipio encargó organizar una exposición que concienciara sobre este tema a través de una subvención, promovida por el Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, como explica Begoña Jiménez. Como curiosidad, los modelos que protagonizan estas fotografías para meterse en la piel de víctimas y maltratadores son vecinos y conocidos de Pradosegar que han querido aportar su granito de arena para denunciar esta dramática realidad.


Las más vistas