La población reclusa de Brieva sigue libre de contagios

I.Camarero Jiménez
-

Entre los funcionarios que trabajan en el centro penitenciario los positivos han ido a más y ya son 8

La población reclusa de Brieva sigue libre de contagios - Foto: Antonio Bartolomé

Hace diez días Diario de Ávila se interesaba por la situación de la población del centro penitenciario de Brieva, tanto en lo que respecta a sus trabajadores como a la población reclusa. Entonces no había positivos entre los presos y la buena noticia es que la situación se mantiene, todo «gracias a las medidas de contención y profilaxis que se están aplicando», apuntan desde la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.
Distinto es lo ocurrido entre el personal laboral, que según las mismas fuentes comenzaba esta semana de abril con ocho positivos confirmados, una situación que obedece a que «ellos sí que han tenido contactos con el exterior» apuntan desde este órgano.
Por tanto la situación es similar a hace un par de semanas en lo que respecta a las presas, pero no así entre los trabajadores ya que entonces (el día 27 de marzo) eran oficialmente dos los positivos confirmados y ahora son ocho. La cifra tampoco extraña dado que puestos en contacto entonces con los representantes sindicales de los trabajadores ya apuntaban a que además de los dos confirmados había otros cinco en espera de confirmación, otros cinco más a falta de prueba y con síntomas y dos más en cuarentena dado que sus parejas eran positivas en COVID-19. Así lo daba a conocer Gonzalo Cruz, como representante de CSIF.
Desde la secretaría recuerdan que para garantizar la seguridad y prevenir la aparición de positivos entre los que están privados de libertad se ha procedido en numerosas ocasiones a la desinfección de las instalaciones. La Unidad Militar de Emergencias acudió el pasado 16 de marzo a desinfectar por primera vez;después una empresa externa es la que tiene el cometido de acudir a diario a realizar esa labor «poniendo especial interés en aquellas zonas que usa el personal que entra y sale de la prisión para así minimizar el riesgo de contagio a las internas desde el exterior».
Ahora bien no se puede olvidar y así lo reconoce Instituciones Penitenciarias que existen positivos entre los trabajadores, lo que ha obligado a cubrir las bajas  y para ello (palabras textuales) «se están optimizando los recursos disponibles y modificando los horarios y cadencias laborales».