Y la nieve llegó en abril

J.M.M.
-
Y la nieve llegó en abril - Foto: David Castro

La capital abulense registró la primera nevada de relevancia del presente año, con chubascos intermitentes que en algunos momentos fueron bastante abundantes, aunque sin afectar al tráfico y al tránsito de los viandantes

Se hizo esperar hasta el mes de abril, pero al final la nieve llegó a Ávila capital en el año 2019. Lo hizo durante buena parte del día de este viernes, con chubascos intermitentes que en algunos momentos llegaron a ser bastante copiosos, como a media mañana o a primera hora de la tarde, donde la nieve, aunque no llegó a cuajar en las calles y calzadas, sí que lo hizo en espacios verdes (la explanada del lienzo norte de la Muralla exhibió un espectacular manto blanco en muchos momentos del día),  en los vehículos o en los tejados. No obstante, así como vino, se fue, dadas las temperaturas registradas, con una máxima de 5,6 grados centígrados y  una mínima de 0,6 grados. De igual modo, eso hizo que no se registrasen problemas de tráfico ni para el tránsito de los viandantes.
En cuanto a las precipitaciones registradas en la capital, hasta las seis de la tarde, fueron de 6 litros por metro cuadrado. Más abundantes fueron las recogidas en el observatorio del Puerto El Pico, donde se recogieron 21,8 litros por metro cuadrado;en Candeleda, con 11 litros por metro cuadrado; o El Barco de Ávila, con 8 litros por metro cuadrado. En otras zonas de la provincia, como en Arévalo, también llegaron las esperadas precipitaciones pero en menor cuantía, al registrarse 2,6 litros por metro cuadrado hasta media tarde.
La nieve se dejó sentir desde primera hora de la mañana en la provincia de Ávila, fundamentalmente en la vertiente norte de Gredos y en localidades como la Herguijuela y Navarredonda se registraron incidencias en el tráfico a lo largo de la mañana. Ante esas previsiones y según destacó en un tweet la Diputación de Ávila en la noche del jueves se esparcieron fundentes por algunas de sus vías especialmente en carreteras de la zona de Barco y el centro de la provincia, y a lo largo de la jornada de ayer se movilizaron un buen número de medios para facilitar el tránsito de vehículos en las vías de la red secundaria más afectadas. 
Al finalizar la jornada del viernes, la red de carreteras de la Diputación se mantenía despejada después de que la nieve cayera desde primeras horas del día en numerosos puntos de la provincia. Durante el día, 16 miembros del personal de la institución provincial, seis camiones y una pick-up trataron 238 kilómetros en 38 carreteras de la red provincial y esparcieron 35.000 kilos de sal. En carreteras como la AVP-510, la AVP-636 en Villanueva del Campillo y la AVP-636 en Vadillo de la Sierra, donde la nieve sí cubrió ligeramente la calzada, las máquinas y el personal se afanaron para retirarla.
Alrededor de las 19,00 horas, con todas las vías despejadas y la mejora de la situación meteorológica, los equipos se retiraron a las bases. Sólo las quitanieves permanecieron en las zonas más elevadas haciendo labores de prevención. Ante la previsión del tiempo para el sábado, los efectivos de la Diputación volverán a estar listos para actuar en función de las necesidades desde primera hora. 
En cuanto a la red regional, al cierre de esta edición se recomendaba circular con precaución en seis carreteras y sólo había con cadenas un tramo en la AV-932 (Piedrahíta-La Herguijuela).
Para este sábado, Aemet prevé en la provincia un día nuboso o cubierto con lluvias y chubascos que ocasionalmente pueden ir con tormenta y granizo. La cota de la nieve estará entre 900 y 1200 metros y no habrá grandes cambios en las temperaturas.