Mapfre incrementa su volumen de negocio un 1,4% en CyL

SPC
-

La compañía aseguradora, que tiene en los automóviles su producto "estrella", posiciona a Castilla y León como "una Comunidad estratégica"

La aseguradora Mapfre presenta en un desayuno informativo su estrategia comercial. - Foto: Ical

La aseguradora Mapfre incrementó su volumen de negocio en el tercer trimestre del año en Castilla y León en un 1,4 por ciento hasta alcanzar los 254,3 millones de euros, con los seguros de automóviles, como es habitual, como su producto estrella, con 102 millones de euros, seguido de los productos de vida, con 44 millones. Así lo puso de manifiesto el director general de la zona territorial Centro de Mapfre, Antonio Vigil-Escalera, quien estimó que son “muy buenos datos” los que ha alcanzado la compañía, que en la Comunidad cuenta con 420.000 clientes, más de 735 empleados, 200 oficinas, casi un millar de proveedores y otros tantos mediadores.

El año pasado, Castilla y León fue “líder” con un volumen de 324 millones de euros en primas, con una cuota en automóviles del 22,7 por ciento; del 28,1 por ciento en comunidades; del 23,7 por ciento en empresas y en hogares casi un 17 por ciento. En decesos, Mapfre se ha convertido en la segunda compañía con una cuota del 16,9 por ciento.

Por tipología de seguros, en Castilla y León hay más de 358.000 vehículos asegurados, con un volumen de primas en todo el año pasado que alcanzó los 134 millones de euros (2,9 por ciento de crecimiento) y que hasta septiembre de este año asciende a 109 millones de euros, lo que supone un aumento del 2,5 por ciento. En total se han gestionado más de 160.500 siniestros de automóviles, se han prestado 82.000 asistencias con grúa, se han llevado a cabo 127.000 reparaciones patrimoniales y 344.000 asistencias médicas.

En hogar, en Castilla y León son casi 200.000 los hogares asegurados. Se cerró el año pasado con un volumen de primas de 39,1 millones de euros, lo que supuso un aumento del 3,2 por ciento, mientras que en septiembre las primas alcanzaban los 30 millones de euros, con un incremento del 4,8 por ciento.

En materia de salud, son 32.000 las personas aseguradas en Castilla y León y un crecimiento continuado que hasta septiembre de este año alcanza el 3,2 por ciento, con 18 millones de euros, un dato superior a los 17,7 millones de euros con que se cerró el año pasado, que supuso un aumento del 5,5 por ciento. En lo que a empresas se refiere, son más de 26.000 los clientes con los que cuenta Mapfre en Castilla y León, con 11 millones de euros en primas hasta septiembre (un 6,4 por ciento más) frente al aumento del 7,4 por ciento del año pasado, que se cerró con 14,1 millones de euros.

Por último, en seguros de vida, se gestionan más de 132 millones de euros en planes de pensiones y productos de ahorro de los clientes de Mapfre, con un volumen de primas que el año pasado alcanzó en la Comunidad los 62 millones de euros (un aumento del 24 por ciento) y que este año en septiembre se encontraba en 44 millones de euros (un ocho por ciento más).

Además, se dispone de acuerdos con diferentes entidades y eventos, como con el Colegio de Mediadores de Valladolid, se ha entrado en el patrocinio del VIII Centenario de la Catedral de Burgos, existe acuerdo con la Consejería de Educación de Castilla y León a través de los juegos ‘Playpension’ o con las universidades de León y Burgos o la Facultad de Medicina de Valladolid.

Con estos datos, Vigil-Escalera incidió en que Castilla y León es “una Comunidad estratégica” por su evolución positiva y porque es líder de negocio y apuesta “decididamente” por la autonomía. Igualmente, puso de relieve la apuesta de la compañía por el mundo rural, ya que de las 200 oficinas repartidas por el territorio autonómico, el 60 por ciento está en zonas rurales. “Lejos de deslocalizarnos, hacemos una apuesta decidida por zonas pequeñas”, resaltó Vigil-Escalera.

Tendencia nacional

Los datos de Castilla y León son un reflejo de la tendencia experimentada por Mapfre a nivel nacional, donde se cuenta con 6,5 millones de clientes, más de 9.300 empleados, 3.000 oficinas, más de 37.000 proveedores y 11.300 agentes. Del total de clientes, la mayor cuota de negocio proviene de los particulares, que ascienden a 5,8 millones, frente a los 346.278 autónomos y 363.961 empresas. Los principales tipos de seguros son los de vida, con un volumen de primas el año pasado de 2,2 millones de euros; de automóviles (2,2 millones); de empresas (966.000 euros) y salud (552.000 euros).

En el tercer trimestre del año, el crecimiento experimentado ha sido de un 0,3 por ciento, que es “idéntico” al del mercado en un año “muy difícil”, especial para el seguro de vida como consecuencia de los bajos tipos de interés, explicó el vicepresidente y CEO de Mapfre Iberia, José Manuel Inchausti, quien apuntó algunas de las estrategias de la compañía, entre las que se encuentra poner en marcha su actividad “desde un punto de vista de familia” de forma que los beneficios del cliente particular se trasladan a la familia “con condiciones ventajosas para todos sus miembros”.

Inchausti también aludió a otras estrategias como la mejora de la app y la web ‘Te cuidamos’ con la realización de encuestas para conocer “qué quieren los clientes”, al tiempo que la estrategia del cliente se traslada “al cliente empresa”. La digitalización no queda al margen en el trabajo de Mapfre, que apuesta por la transformación con pasos “muy importantes” y numerosos proyectos digitales en marcha.

“A igualdad de producto, igualdad de precio”, puso de relieve Inchausti, quien explicó que el cliente tiene la posibilidad de adquirir en internet “el mismo producto” que a través de otro canal con el fin de ser “leal con sus clientes y sus productos”, dijo “A la larga conseguimos que haya paz entre canales y el cliente vaya donde quiera”, aclaró.

Y ante la previsión de una desaceleración de la economía, desde Mapfre se defendió que la gestión “influye tanto o más que el entorno económico”, aunque reconoció que sí se está dejando notar la bajada de los tipos de interés, lo que dificulta la parte de los seguros de vida. También se está percibiendo el descenso en la venta de vehículos particulares, que afecta “al mercado en general” pero que hace “más difícil” la consecución de datos de automóviles, concluyó.


Las más vistas