Ornua resurge de sus cenizas 30 millones y dos años después

B.M
-

La fábrica de productos lácteos que se quemó hace dos años vuelve a estar en pie, lo que se escenifica en una inauguración donde no faltó el aliento institucional encabezado por la ministra de Trabajo y el presidente de la Junta

El día era casi igual de oscuro y lluvioso pero la sensación era completamente diferente. Hace dos años Ávila vivía el 5 de noviembre una madrugada negra, la que provocaron las llamas que arrasaron la fábrica Ornua, una empresa dedicada a la fabricación de productos lácteos ubicada en el polígono de Vicolozano con más de un centenar de trabajadores que veían escaparse su futuro con el humo. Entonces entre el aguanieve se seguían las evoluciones del incendio que no paró hasta que quemó toda la estructura y lo que contenía. Por suerte no hubo daños personales.
Pero la incertidumbre de aquel momento rápidamente se convirtió en esperanza con la implicación de todos los agentes afectados. A la cabeza, la empresa, una multinacional irlandesa que no quiso renunciar a su implantación en Ávila. Y junto a ella las administraciones, proveedores, clientes y trabajadores que llegaron a los acuerdos necesarios, incluyendo un ERTE, para que la empresa resurgiera de sus cenizas.
Y ese resurgir se escenificó justo el mismo día en que se cumplían dos años del incendio. Fue el momento, aunque fuera de nuevo entre la llovizna, de que la fábrica se vistiera de gala para la inauguración oficial de la nueva planta de Ornua que, tras una inversión de 30 millones de euros y con la previsión de que trabajen alrededor de 120 personas, ya está en marcha.
Ornua resurge de sus cenizas 30 millones y dos años despuésOrnua resurge de sus cenizas 30 millones y dos años después - Foto: RAÚL SANCHIDRIÁN (EFE)En realidad la producción arrancó el pasado mes de junio, cumpliendo escrupulosamente con las expectativas, y se espera que a final de año se esté a completo de su capacidad y se vayan poniendo en marcha nuevos proyectos de expansión. En concreto, según explicó Joan Bombardo, managing director de Ornua Ingredientes Europa, las nuevas instalaciones suponen contar con una planta catalizadora en exportaciones que permitirá «crecer a nivel internacional», en lo que también incide el nuevo centro de I+D que permite una nueva tipología de productos para facilitar la expansión y «crecer en el futuro». Para ello, en este momento ya se ha recuperado la producción de antes del incendio, con unas 12.000 ó 13.000 toneladas, aunque actualmente se tiene capacidad para llegar a las 35.000. Una vez instalada nueva maquinaria, en el futuro se podría llegar incluso a 70.000.
«Para ello se cuenta con un «plan de crecimiento agresivo» en el que se han consolidados los negocios en Inglaterra y España creando sinergias «muy importantes con una planta pensada «para poder exportar»y  para lo que se cuenta con nueva tecnología de congelación.
En cuanto a la plantilla, se espera llegar al 100%, entre 114 y 120 trabajadores, a fin de año y a partir de ahí «esperemos crecer», especificó Bombardo, aunque también precisó que hay que dar tiempo.
La nueva planta de Ornua se ha levantado en la misma parcela donde se quemó hace dos años, aunque ahora con una mayor superficie y posibilidades de crecimiento y con la idea de «asegurar empleo sostenible a largo plazo».
Para celebrar la nueva planta se organizó un acto de puesta de largo de la planta donde hubo una importante presencia institucional encabezada por la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, y el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco junto a otras autoridades locales y regionales y el CEO de Ornua, John Jordan.
En el acto de inauguración se hizo especial hincapié a la importancia de compromiso de todas las instituciones en el levantamiento de la nueva planta para lograr una «fábrica de vanguardia» con fabricación «a medida y tecnología eficiente y a escala», señaló John Jordan.