El patrimonio se va de fiesta

M.E
-

La lluvia y el frío se sumaron a la jornada pero no aguaron La Noche del Patrimonio, que aunque tuvo que trasladar el espectáculo central registró una buena presencia de público en los monumentos y las visitas

El patrimonio se va de fiesta - Foto: David Castro

LAS joyas monumentales abulenses, abiertas de par en par y con otro ambiente y otra luz, la que aporta la oscuridad. La segunda edición de La Noche del Patrimonio, el evento que organiza el Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad a modo de homenaje a las culturas y las lenguas de todas las ciudades de la agrupación y que se estrenó el año pasado por el 25 aniversario, regresó este sábado a Ávila y lo hizo con algún cambio por la lluvia que marcó la jornada, pero sin llegar a aguar la fiesta. El espectáculo de danza contemporánea In Limbo. La eternidad de lo efímero, previsto en el Mercado Chico, iba a ser trasladado al Auditorio Municipal de San Francisco por unas inclemencias meteorológicas que seguramente también afectaron algo al resto de los ejes de la iniciativa, aunque éstos aguantaron el tipo y contaron con una buena presencia de público.
Las visitas guiadas ‘Patrimonio divertido’ se convirtieron en una sola de alrededor de un centenar de asistentes que pudieron acercarse al interior de los palacios abulenses, mientras que los recorridos turísticos en tuk-tuk y tranvía tenían prácticamente completos todos los pases. Las jornadas de puertas abiertas de monumentos también tuvieron su público, con colas para acceder a la Catedral, al menos a primera hora


Las más vistas