La Diputación pide a Junta y Estado más ayudas al campo

I.Camarero Jiménez
-

Sólo una moción del grupo Por Ávila no salió adelante al no lograr suficiente apoyo para instar a la Administración Regional a modificar la ley para racionalizar el uso de suelo rústico

La Diputación pide a Junta y Estado más ayudas al campo - Foto: Isabel García

El Pleno ordinario celebrado ayer en la Diputación de Ávila fue testigo del debate sobre el futuro de la Escuela de Enfermería, pero hubo tiempo de mucho más, en concreto de aprobar prácticamente todas las mociones ya que sólo la presentada por Por Ávila se quedó en el tintero (versaba sobre la necesidad de  ‘instar a la Junta de Castilla y León a que se modifique la legislación urbanística autonómica de cara a racionalizar los usos permitidos en suelo rústica»).
Sí tuvo unanimidad de los presentes, complementada con una enmienda del PSOE y otra de Por Ávila la moción del Partido Popular para ‘Solicitar medidas urgentes para las comarcas agrarias más castigadas por la sequía’ en nuestra provincia y dado que las cuantificaban en 100 millones de euros. Sobre papel, la moción original, la de los populares pedía que «Independientemente de las ayudas que la Diputación pueda aprobar y concretar y siempre dentro de sus competencias, el Grupo de Diputados Provinciales del PP insta al Ejecutivo Central a que articule las medidas necesarias para la condonación del pago de las cuotas a la Seguridad Social durante 12 meses a los agricultores y ganaderos abulenses».
Ante ello el PSOE entendía que ese «instar a» debía incluir un «a las administraciones competentes» tanto para la adopción de medidas de apoyo o concesión de ayudas a los titulares de las explotaciones agrarias y ganaderas situadas en la provincia de Ávila afectadas por la sequía en el presente año agrícola, que hayan sufrido pérdidas de producción en los cultivos o aprovechamientos ganaderos de, al menos, un 20% de la producción normal en zonas desfavorecidas y de un 30% en las demás zonas y de conformidad con los criterios establecidos por la UE (si bien el PP no era partidario de incluir los porcentajes). Entre otras proponían medidas omo exención de la cuota de la tarifa de utilización del agua y del cánon de regulación, medidas en el ámbito de la Seguridad Social, de exención fiscal  o en el ámbito del ICO.
 Ciudadanos en palabras de su portavoz, Pedro Cabrero, consideraba imprescindible dirigirse a todas las administraciones dejando también a un lado los porcentajes de pérdidas. Se sumó a la moción consensuada Por Ávila, si bien, su portavoz, Alberto Encinar habló «del marcado carácter partidista» de esta propuesta del PP ya que la original de algún modo entendía que aplaudía a la Junta de Castilla y León y exigía al Gobierno de España pues consideraba que el PPcon un ojo mira a Valladolid (donde gobierna PP con respaldo de Cs) y con otro a Madrid (donde el gobierno, aunque en funciones, es socialista).